Único tratamiento de uso intermitente para esclerosis múltiple, cumple 4 años en México

Único tratamiento de uso intermitente para esclerosis múltiple, cumple 4 años en México

Cuidad de México.– Desde su aprobación por las autoridades sanitarias mexicanas en 2019, suman alrededor de 600 pacientes tratados con comprimidos de cladribina comprimidos, una innovadora terapia oral y de duración intermitente para el tratamiento de la Esclerosis Múltiple Remitente Recurrente (EMRR). Este tratamiento ha demostrado alta eficacia y tolerancia en los pacientes que lo han utilizado y más importante aún, mejora en gran medida su calidad de vida al permitirles mayor libertad en el control de su enfermedad; razón por la cual se considera como uno de los logros más relevantes en la industria farmacéutica.

Actualmente el 70% de los pacientes que han usado comprimidos de cladribina, lo han utilizado como su primer tratamiento, es decir, la tendencia es cada vez el uso más temprano de terapias de alta eficacia. Además, es importante mencionar que uno de los grandes logros en estos 4 años, es que este tratamiento ya cuenta con cobertura en todas las instituciones públicas del país, por lo que la mayoría de los pacientes pueden tener acceso a terapias como esta.

En México se registran alrededor de 20 mil personas con esclerosis múltiple, una enfermedad crónica e inflamatoria del sistema nervioso central, que representa una afección neurológica discapacitante no traumática. Por otro lado, es importante resaltar que es una enfermedad de personas jóvenes, ya que el rango de edad oscila entre los 20 y los 40 años y se presenta en tres mujeres por cada hombre.

Por esta razón, buscamos sensibilizar a la población y a los profesionales sanitarios sobre la EMRR, para mejorar el acceso a un equipo especializado que pueda diagnosticar más rápidamente la enfermedad y evitar retrasos en su detección. Los estragos de la salud que puede generar la detección tardía y no contar con tratamiento adecuado, han hecho que la Esclerosis múltiple sea una enfermedad altamente estigmatizada.

“A pesar de que la esclerosis múltiple no tiene cura, la actividad inflamatoria asociada con la enfermedad, es más intensa en las etapas tempranas, por lo que contar con un tratamiento altamente eficaz lo antes posible, es de suma importancia porque disminuye el índice de recaídas, retrasa la formación de nuevas lesiones, la acumulación de discapacidad y reduce potencialmente el riesgo de atrofia cerebral”, comentó la doctora Veronica Rivas, neuróloga especialista en esclerosis múltiple.

Merck está comprometido con la innovación científica y el desarrollo de tratamientos como los comprimidos de cladribina, que ofrecen un panorama diferente para que los pacientes puedan romper con estigmas y barreras sociales que les impiden llevar una vida lo más cercana a no tener la enfermedad.

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

5 + twelve =