Un procedimiento podría restaurar el sentido del olfato

Un procedimiento podría restaurar el sentido del olfato

Puntos claves

  • La parosmia, una distorsión del olfato y una alteración del gusto, son quejas comunes entre las personas con COVID prolongado
  • Un pequeño estudio nuevo sugiere que un tratamiento llamado bloqueo del ganglio estrellado ayuda a restaurar el olfato en algunos pacientes
  • La terapia estimula un centro clave de nervios en el cuello y ya se utiliza para tratar otras condiciones

Un procedimiento mínimamente invasivo que se ha utilizado durante mucho tiempo para aliviar dolores de cabeza y arritmias cardíacas también podría restaurar el sentido del olfato en personas que lo perdieron después del COVID, muestra una nueva investigación.

El procedimiento de 10 minutos se llama bloqueo del ganglio estrellado, y consiste en que los médicos inyectan un anestésico en el ganglio estrellado, un conjunto de nervios en el lado del cuello. Los investigadores dicen que esto puede estimular el sistema nervioso autónomo para resolver la parosmia, el término médico para la distorsión del sentido del olfato.

Es una queja común, especialmente entre las personas que sufren de COVID prolongado.

“La parosmia post-COVID es común y cada vez más reconocida”, dijo el autor principal del estudio, el Dr. Adam Zoga, profesor de radiología musculoesquelética en Jefferson Health en Filadelfia.
“Los pacientes pueden desarrollar aversión a alimentos y bebidas que solían disfrutar”, dijo Zoga. Su equipo presentó sus hallazgos el lunes en la reunión anual de la Sociedad Radiológica de América del Norte (RSNA por sus siglas en inglés), en Filadelfia.

La parosmia puede ir más allá de una simple distorsión del olfato. Muchas personas también encuentran que su sentido del gusto se ha embotado, y algunos incluso pueden imaginar olores desagradables que no están presentes, una condición llamada fantosmia.

Según un comunicado de prensa de la RSNA, el bloqueo del ganglio estrellado es un tratamiento que ya se ha utilizado con éxito durante años para aliviar condiciones como cefaleas en racimos, arritmias cardíacas y dolor de miembro fantasma.

Los ganglios estrellados son nervios que se encuentran a cada lado del cuello y están involucrados en el sistema nervioso autónomo del cuerpo. Son cruciales para transferir señales al cerebro desde la cabeza, el cuello, los brazos y una parte del pecho superior.

El estudio de Zoga involucró a 58 pacientes que se habían quejado de pérdida del olfato relacionada con el COVID durante al menos seis meses. Todos habían intentado, sin éxito, otros tratamientos.

El equipo de Filadelfia primero utilizó tomografías computarizadas para guiar una aguja a la base del cuello de cada paciente. Luego inyectaron una combinación de anestésico y corticoesteroide en los ganglios estrellados.

Se agregó el esteroide porque los investigadores sospechaban que el virus COVID persistente podría estar impulsando la parosmia.

El primer paciente en quien se intentó este tratamiento “tuvo un resultado tremendamente positivo, casi inmediatamente, con una mejora continua hasta el punto de resolución de síntomas a las cuatro semanas”, dijo Zoga en el comunicado de prensa de la RSNA. “Nos hemos sorprendido de algunos resultados, incluyendo la resolución de fantosmia casi al 100% en algunos pacientes, a lo largo del ensayo”.

Se obtuvieron datos de seguimiento de 37 de los pacientes, con 22 (59%) informando mejoras en el olfato solo una semana después de su tratamiento, dijo el equipo. El ochenta y dos por ciento de esos 22 pacientes todavía informaban una “mejora significativa” un mes después.

Veintiséis de los 59 pacientes originales se sometieron a una segunda inyección, en el lado opuesto de su cuello, comenzando al menos seis semanas después de haber recibido el primer tratamiento.

Este segundo bloqueo del ganglio no ayudó a las personas que no habían respondido al primer intento, dijo el grupo de Zoga, pero mejoró los resultados para la mayoría de los que dijeron que la primera dosis les había ayudado.

Dado que este estudio fue pequeño y presentado en una reunión médica, sus hallazgos deben considerarse preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por pares. Este estudio fue dado a conocer por HealthDay News.

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

10 + eleven =