Un futuro internacional hacia el abismo

Un futuro internacional hacia el abismo

Amigos:

Este globo terráqueo se encuentra direccionado en alcanzar no solo una anarquía diseminante, sino algo tal vez mucho peor que es la ausencia de un propósito cierto, definido y con una dirigencia menos que mediocre para capear este temporal, del cual apenas alcanzamos a divisar las primeras gotas de una fuerza diluviana.

Estos EE UU, a cargo de un hombre con un estado de salud neurovegetativo de tal precariedad que, recién anoche trascendió en un ágape al que pude asistir, algo que mucho me llamó la atención desde su asunción y fue que la afro vice, permanece en cada una de las apariciones presidenciales frente a la Prensa Asociada como una suerte de jefa de su guardia pretoriana.

Ahora se sabe que ello obedece a una recomendación del gabinete de médicos de la Casa Blanca, de mayoritaria opinión que de esa forma se evitaría que un imprevisto colapso cardíaco, lo sorprenda en medio de una conferencia en directo, con el penoso espectáculo de perder el conocimiento y las lógicas secuelas sociológicas de, incluso -como mucho lo temen estos galenos-, su deceso frente a las cámaras televisivas.

Así de lábil e inestable es la precaria salud del viejo Joke, todo lo cual le otorgará al lector una genérica idea de la brutal maleabilidad de la que puede ser objeto la política norteamericana en una fracción de segundos; y con ella, la suerte de todo el Occidente.

En sus intervalos lúcidos, Biden empero, no tiene idea del cómo hacer para una sustitución no traumática de los actuales cientos de millones de cheques que esta Administración emite y remite semanalmente a una población que si bien, los recibe con bastante beneplácito, supone y correctamente que en algún momento no recibirá ni un centavo más.

Lo que acrecienta la atonía que implica lo ineluctable de un mañana que puede ser tan súbito e inmediato.

En orden a los compartimientos estancos del sars, también se va expandiendo la infausta noticia que algo que los hindúes denominan como hongo negro comienza a hacer estragos en su propia gente, y con secuelas, dicen que, de una más voraz virulencia en sus efectos devastadores y que, sólo hacen de prólogo de un neo flagelo, para que el cual se desconocen antídotos.

Lo que sumado a un colapso financiero mundial que, el Sistema ha optado por contárnoslo a cuenta gotas, a cualquier analista medianamente capacitado, le dará una aproximada idea del penumbroso horizonte que enfrentamos.

Apenas mitigado de momento por la simple calenda estival, mimetizada con los viajes de placer en territorio europeo que ya se descuenta, será un estrepitoso fracaso recaudatorio para la hostelería y las aerolíneas comerciales. igual que aquí en USA, con el doméstico.

En el mientras tanto, Beijing guarda un ensordecedor silencio respecto de la implementación de sus expansionistas planes territoriales, aditando momentáneamente una simple medida que radica en la circunstancia que sus súbditos no vacacionarán masivamente como antes, para abultar las alicaídas arcas de la industria turística europea, y asestando con ello, quizás el golpe maestro y letal a todo este hemisferio.

Y dejando a toda la dirigencia occidental, sin un plan B, para remedar algo que, simplemente es total y absolutamente irremendable.

Y si añadimos en las esferas del viejo continente que se encuentra bajo un, en apariencia tibio e inofensivamente pacífico sitio y asedio musulmán, bueno, diré que, la mesa está servida para una capitulación masiva.

La cual sólo podrá ser detenida en seco, cuando Xi Jinping lo considere conveniente y oportuno.

En una misma dirección, si debemos articular y en un todo asépticamente, una idea, conclusión o ejercicio deductivo, infiero que estamos en los umbrales de un nuevo orden que impartirá sus instructivos desde Asia, deseemos o no convalidarlo, aceptarlo, metabolizarlo.

El reciente knock out que recibieron anteayer las criptomonedas, no fue nada diferente a lo que les pronostiqué hace algunas semanas, sobre la altísima volatilidad y los serios peligros de un decisorio chino, extintivo de la valoración de un dinero virtual que así nació y hoy está pereciendo.

Elon Musk, al refractar la aceptación del bitcoin como medio de pago para la adquisición de sus automóviles, se circunscribió estrictamente a eso mismo que los chinos, le deslizaron tras bastidores.

Esto es, haberle bajado el pulgar a una cuasi moneda mediante la cual, se lavan activos con una facilidad antes desconocida porque no deja huellas.

En otras palabras Amigos, no se ha inventado aún, algún tipo de emético que nos permita, sea retrasar, ralentizar o incluso aminorar los efectos de la pekinesa hegemonía que, provisoriamente permite estos absurdos en Gaza, con una millonada de harapientos serviles árabes que constituyen la mano de obra barata que los cananitas aprovechan para tareas primarias, como el barrido de las calles, la recolección de residuos, el servicio doméstico y demás actividades reservadas para los inferiores.

Y precisamente por ello, nada harán para detener las bravatas israelíes ni para detener o apaciguar las ancestrales reivindicaciones palestinas, porque de ambas pugnas les importa un comino.

Para concluir, al menos esta entrega, sería bienaventurado y menos traumático que entendamos de una buena vez que están saliendo a la luz, todas y cada una de las extremas debilidades que les exhibimos a China.

Que dicen, aunque no lo hemos podido chequear en fuentes del todo confiables que el ciberataque a las refinerías de esta Costa Oeste, generadoras de un tan inédito desabastecimiento de gasolina desde Texas hasta West Virginia, provino directamente desde Shanghái; asiento de un complejo satelital que en poco tiempo les permitirá a ellos, el control total de cuanto hagamos y también hablemos y escribamos.

Cada mañana miro y observo a mi alrededor y solo veo oscuridad, la que me compele a imaginar…

 

UN FUTURO INTERNACIONAL HACIA EL ABISMO.

 

Cordialmente Carlos Belgrano

 

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published.

14 − 3 =