Ucrania asume la mayor victoria de Rusia desde mayo en la región de Dombás

Ucrania asume la mayor victoria de Rusia desde mayo en la región de Dombás

El Gobierno de Volodimir Zelensky se prepara para anunciar la mayor movilización de su historia

El Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Ucrania ha asumido este martes la mayor victoria del Ejército de Rusia en la región minera de Dombás: la toma de la ciudad de Marinka, a pocos kilómetros de la capital de la provincia de Donetsk y, en disputa desde el mes de mayo. Así lo ha anunciado el jefe de las Fuerzas Armadas, Valeri Zaluzhni, quien ha detallado que se ha defendido la ciudad “calle por calle” durante casi dos años.

El comandante ha asegurado, un día después de que Moscú anunciase la conquista, que la ciudad de Marinka “ya no existe” y, al igual que que en Bajmut, el avance del Ejército ruso en la zona la ha reducido a cenizas. Sin embargo, también ha señalado que las tropas ucranianas han preparado una línea defensiva a las afueras de la localidad: “Creo que el hecho de que nos hayamos retirado, que hayamos establecido posiciones fuera Marinka no puede causar indignación alguna en la opinión pública. La guerra, por desgracia, es así”, ha dicho.

En ese sentido, ha subrayado que ese tipo de despliegue armamentístico puede ocasionar la destrucción de ciudades enteras, como las de Bajmut o Avdivka. “Las defenderemos con tanta fuerza como tengamos. Si no tenemos la suficiente, si vemos que es mejor salvar a la gente, por supuesto, tomaremos esa decisión”, ha dicho. “Las operaciones militares están sujetas a sus propias leyes, que se aplican independientemente de si les gusta a los comandantes, a los políticos, o a los periodistas. Ellos participan y cuando el enemigo dispara con una gran cantidad de proyectiles, estos destrozan edificios, matan a soldados”, ha apuntado.

Putin felicita a sus tropas por la victoria

Las palabras de Zaluzhni se producen después de que en la víspera el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, informara de la toma de la ciudad al presidente Vladimir Putin, al que comunicó que la localidad ucraniana estaba fortificada, con numerosas construcciones de hormigón armado e incluso contaba con túneles subterráneos.

Putin, por su parte, ha asegurado que la “liberación” de Marinka abre más “espacio operativo” para el Ejército ruso en la región. “Transmita las más cordiales felicitaciones y palabras de agradecimiento a todo el personal, a todos los militares que participaron en diferentes momentos, en diferentes etapas, en las batallas por la liberación de Marinka”, ha aseverado el mandatario ruso.

Los servicios de Inteligencia de Reino Unido informaron a mediados de diciembre de que las tropas rusas habían logrado “reducir aún más” las “pequeñas” zonas bajo control ucraniano en esta localidad, que fue evacuada por las autoridades a principios de noviembre.

Ucrania prepara la mayor movilización de su historia

Mientras, Ucrania se prepara para anunciar la mayor movilización de su historia, que podría abarcar a medio millón de hombres, cifra solicitada por el mando militar ucraniano a Zelenski.

Según informó en Telegram David Arajamia, el líder del partido presidencial en la Rada Suprema (legislativo), el Gobierno trabaja para presentar lo antes posible un proyecto de ley de movilización acorde a la demanda de los militares.

“Espero que los colegas del Gabinete de ministros terminen su parte del trabajo próximamente”, indicó, al señalar que la demora de este proyecto de ley “genera incertidumbre y gran cantidad de noticias falsas”.

Recordó que el presidente ucraniano “enfatizó que se necesita un enfoque integral” sobre la movilización antes de aprobarla.

“Simplemente reclutar gente nueva, sin resolver los problemas de quienes actualmente prestan servicio, no es una opción (…) Los militares necesitan una solución a sus problemas. La sociedad quiere escuchar respuestas a todos los temas delicados”, señaló.

El tema de la movilización ha generado polémicas en el país, una de ellas debido a la propuesta del ministro de Defensa, Rustem Umérov, de llamar a filas a los ucranianos que residen actualmente en el exterior, una idea apoyada por el asesor de la oficina presidencial ucraniana, Mijailo Podoliak.

Sin embargo, el principal obstáculo de la nueva movilización es que todavía no existen criterios claro sobre cómo organizar la rotación de las unidades en el frente y las vacaciones de los soldados que ya combaten desde hace casi dos años.

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

five × 4 =