Trump culpa a China ante las Naciones Unidas

Trump culpa a China ante las Naciones Unidas

El discurso grabado del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en la sesión de apertura de la Asamblea General de las Naciones Unidas el martes, consistió en una histérica despotricada contra los chinos combinada con un encubrimiento mentiroso de la desastrosa respuesta de los Estados Unidos a la pandemia de COVID-19 y presumiendo de la destreza del ejército americano y su capacidad para volar el mundo.

El discurso de Trump y las acciones de EE.UU. en los últimos días han confirmado una vez más que los estragos del coronavirus no han hecho nada para frenar el impulso hacia la guerra imperialista, sino que por el contrario sólo lo han acelerado.

Mientras que el tiempo asignado para los discursos de los jefes de estado a la Asamblea General es de 15 minutos, y la mayoría tradicionalmente exceden sustancialmente este límite, el discurso de Trump se registró en apenas siete minutos. Sin embargo, logró mencionar a China no menos de 12 veces, comenzando en sus primeras palabras con la descripción de la pandemia mundial como el “virus de China”.

Continuó exigiendo en dos ocasiones en su breve discurso que se “responsabilizara” a China, al tiempo que culpaba al país de mentir sobre el coronavirus, subvertir la Organización Mundial de la Salud, contaminar el medio ambiente, sobrepescar y destruir “vastas franjas de arrecifes de coral”.

Con el número de muertes registradas en EE.UU. por el COVID-19 habiendo pasado la marca de los 200.000, Trump afirmó absurdamente que su administración había llevado a cabo “la movilización más agresiva desde la Segunda Guerra Mundial” para combatir el virus, incluso mientras decía en un mitin de campaña el día anterior que no afectaba a “nadie”.

Entre otras cosas dijo Trump que los EE.UU. era un “líder en derechos humanos”, mientras las protestas contra los asesinatos de la policía siguen estallando en todo el país. Y afirmó que “la prosperidad estadounidense es la base de la libertad y la seguridad en todo el mundo”. Para miles de millones de personas en todo el planeta, la “prosperidad estadounidense”, por la que Trump significa el auge del mercado de valores y la fortuna de la oligarquía multimillonaria, ha llegado a costa de la opresión brutal, el hambre y la guerra.

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *