SUR PAREDÓN Y DESPUÉS

SUR PAREDÓN Y DESPUÉS

Amigos:

A lo largo de este breve weekend, dos sucesos se destacaron por encima de las más que interminables rémoras del sars y todo el show off que ya es parte de nuestra habitual cotidianeidad, habiendo sido el primero de ellos por su magnitud y futuras implicancias, el duelo de artillería entre palestinos y judíos.

 

Y el segundo con un tinte más latinoamericano, la colosal derrota de la derecha chilena en los sufragios de ayer.

Respecto del conflicto en el Levante y persistiendo en mi sintonía de una inexorable diáspora hebrea, insisto en que la misma, con esta remake a escala del derribo de las twin towers neoyorkinas del 2001, sólo acrecentará en primer lugar, un próximo cese de hostilidades entre sunitas chiitas en Siria e Iraq, arrastrando esa especie de neo pacifismo al talibán y sus némesis en Afganistán.

Dicho en otros términos, esta demostración de pericia y precisión quirúrgica de la artillería y aviación israelíes en sus targets sobre Gaza que, por otra parte acreditó que los árabes, en el manejo de su cohetería, mucho se asemejan a remotos y básicos primates, por sus exiguos resultados de impacto, pués habrán de acelerar un irascible aumento del odio concéntrico de todo el universo musulmán y del todo potenciado hacia los descendientes del rey David.

Con más, la desestabilización que, Europa comienza a atisbar por el peligro inminente por los brotes de solidaridad de sus vastas y numerosísimas comunidades islamistas locales que, merced a nuevos bombazos atentados, se irán incrementando y raudamente en Francia y Reino Unido en lo particular.

 

Y la UE, si algo no necesita y muy presta se encuentra a desprenderse, es precisamente de nuevos focos ígneos del fanatismo de la media luna en su territorio.

Lo que de por sí, sumado ello a la expansiva debilidad exteriorizada por estos EE UU en todo el Oriente Medio, bueno, sumará sus esfuerzos, para que el Estado de Israel se radique in tótum, bastante más lejos de la Tierra Santa, porque se ha tornado en una indigerible molestia

Pese a que con ello, el Orbe se desprenderá sólo de uno pequeño, de sus múltiples problemas que hoy transitan precisamente en Europa, con alcanzar el dorado sueño de hacer decrecer el quebranto de su Euro.

Y junto con el resto de occidente, amortiguar a como dé lugar otros estragos -léase-, la extinción y muy progresiva de su industria que -traten o no de evitarlo-, será absorbida y reemplazada por la que será  provista de ahora en más por ese anacronismo -hasta hoy casi en desuso-, que antes denominabamos cómo el Peligro Amarillo.

 

En un horizonte menos global, pero no por ello menos desdeñable, el caso es que otro frente nuevo se está cohonestando para granjearse su propia gravitación en el Cono Sur, y está dado por una brutal capitulación del establishment chileno.

Que ayer fue notificado sobre su deflagración, de momento eleccionaria, pero prontamente merced a las vías de hecho, toda vez que con una nueva Cara Magna, retrocederá en el tiempo y en el espacio a la lejanía de esa utópica experiencia de Salvdor Allende a principios de los setenta.

Resta apenas por ver, si ese 20% del pinochetismo aún con vida, estará dispuesto a presentar batalla versus una izquierda rabiosa que ya está en procura de ir por todos ellos y ajusticiarlos

Debiendo aguardar que sepamos cuán cohesionadas se encuentran sus fuerzas armadas, desde antaño, tradicionalmente subordinadas a quienes aparentan ahora, aprestarse en la fuga.

Puedo equivocarme, pero entiendo que mucho dependerá sobre dicho tópico, cuánto suceda en las elecciones peruanas; ya que si se impone el confeso marxista Castillo, lo que reste de pressing para que Sebastián Piñera, utilice el helicóptero presidencial para alejarse de Santiago, simplemente se habrá de acelerar.

Dos epicentros, con motivaciones que ningún vaso comunicante guardan entre sí, son empero los nuevos escenarios que sacudirán y créanme, de una forma del todo inusitada, dos realidades, muy distantes entre ambas que, contarán con su propia inercia.

La religiosa de árabes y judíos será mucho más fácil de resolver, porque en esencia a nadie, repito, a nadie le importa un comino, salvo a los propios cananitas, lo que será de su suerte.

Pero la de este más cercano meridiano, no de inmediato, pero sí mediatamente, tendrá consecuencias directas con lo que podrá o no ser, una millonaria pacífica invasión de “chicanos” en toda la frontera sur de esta Unión.

Quizás por ello, se me ocurrió parafrasear la más afamada estrofa de un Tango…

SUR PAREDÓN Y DESPUÉS.

 

Cordialmente Carlos Belgrano.-

 

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

five × 2 =