Se abre Refugio en Little Village

Se abre Refugio en Little Village

Albergará a 220 inmigrantes mientras siguen llegando a Chicago solicitantes de asilo

Chicago, Illinois (NED).– Este miércoles abrió sus puertas un nuevo refugio, ahora en el corazón de La Villita, una súper carpa levantada con gran rapidez que a partir de mediados de semana albergará a 220 inmigrantes que buscan asilo aquí.

El nuevo refugio en La Villita cobijará a las familias que en su mayoría han llegado con sus hijos, especialmente en estos momentos en que las temperaturas han comenzado a bajar más.

Este refugio albergará a una parte de los más de 30.000 migrantes en su mayoría latinoamericanos enviados a Chicago desde Texas. El refugio, se encuentra en el lote de CVS en la Pulaski Road y  Calle 27.

“Es fenomenal lo que hemos podido hacer en un período de tiempo relativamente corto y para acomodar a niños muy pequeños”, dijo Pritzker.

El gobernador de Illinois dijo que esto se debe al gobernador republicano Greg Abbott de Texas, quien, según Pritzker, está perpetuando un “truco político barato” con la esperanza de sumar puntos en un año de elecciones presidenciales.

“No lo hará. La gente se preocupa por la gente”, dijo Pritzker. “Y la crisis humanitaria que el gobernador de Texas y los republicanos están provocando es una que pretendemos abordar”.

Los funcionarios de Illinois dijeron que no saben cuándo ni dónde llegarán los inmigrantes, ni cuántos, lo que dificulta la coordinación de la atención, especialmente teniendo en cuenta que muchos solicitantes de asilo no tienen abrigos ni ropa adecuados para el clima invernal de Chicago.

Chicago ha intentado lograr un mejor manejo exigiendo que los autobuses dejen a los pasajeros en la zona de aterrizaje dentro de horarios específicos, o enfrentarán multas.

Desde entonces, autobuses llenos de inmigrantes han llegado a comunidades fuera de Chicago, lo que ha llevado a las comunidades suburbanas a promulgar sus propias restricciones a los autobuses.

Aviones privados de inmigrantes también han aterrizado en Chicago y Rockford.

Sin embargo, ningún avión de inmigrantes llegó en los últimos días, dijo Pritzker, insinuando que se debe a las medidas que está tomando el Estado.

“Estamos tratando de impedir que esas empresas alquilen sus aviones al estado de Texas”, dijo Pritzker. “En general, no se le puede decir a un grupo de personas o a un avión que no puede llegar a alguna parte. Por otro lado, hay muchas cosas que creo que serían un importante elemento disuasorio y ya están funcionando”.

Mientras tanto, las comunidades fuera de Chicago están trabajando con la ciudad.

La oficina del alcalde Brandon Johnson anunció que él y el Metropolitan Mayors Caucus están organizando conjuntamente una reunión programada para el martes en el United Center con alcaldes de la región de Chicago para elaborar estrategias sobre cómo manejar la avalancha de migrantes.

“Nuestro objetivo es compartir la estrategia operativa y trabajar hacia un plan colectivo de coordinación y promoción para obtener apoyo adicional”, dijo Johnson en un comunicado el miércoles. “Esta colaboración es esencial para mantener una respuesta regional humana”.

La reunión no estará abierta al público ni a la prensa, pero la oficina de Johnson dijo que habrá una conferencia de prensa disponible después.

Los alcaldes se han reunido virtualmente, dijo Johnson, pero esta será la primera reunión de un grupo grande en persona.

Según el grupo, desde diciembre, 200 autobuses han dejado a inmigrantes en comunidades fuera de Chicago. Chicago, por su parte, ha recibido 535 autobuses desde enero del año pasado.

Los inmigrantes que inicialmente aterrizan en los suburbios son enviados, a veces a través del tren Metra, a la zona de aterrizaje de Chicago, ubicada en las calles Desplaines y Polk.

Todavía se está construyendo un centro de admisión cerca de ese sitio, anunciado por primera vez por Pritzker a finales de noviembre.

La administración Pritzker dijo que el centro tendrá seis tiendas de campaña con calefacción donde los recién llegados podrán recibir servicios integrales para conectarse con refugio, salud, trabajo y otras necesidades, incluidos viajes a lugares fuera de Illinois.

El nuevo refugio de La Villita y el centro de admisión son parte de un compromiso de financiación estatal de 160 millones de dólares que Pritzker anunció a finales del año pasado, provenientes de fondos previamente asignados para otros usos.

Pritzker dijo que pedirá a la legislatura que apruebe un presupuesto suplementario para cubrir ese gasto.

La Asamblea General comenzará su sesión de 2024 la próxima semana, pero Pritzker dijo que los legisladores no necesitan aprobar el dinero de inmediato.

“Le he planteado esto a los líderes (legislativos)”, dijo Pritzker. “No han querido sacar el tema todavía. Creo que va a ser importante hacer frente a los costos que están aumentando todo el tiempo, o al menos el costo está aumentando. Y todos estamos trabajando juntos para tratar de satisfacer la demanda”.

El gobernador, en la primera vez que responde preguntas de los periodistas desde mediados de diciembre, dijo que continúa presionando al gobierno federal para que brinde apoyo, tanto en forma de dinero como de coordinación.

Hasta entonces, dijo, los costos correrán a cargo de la ciudad y el estado.

Pritzker dijo que es pesimista en cuanto a que la Cámara de Representantes de Estados Unidos, controlada por los republicanos, llegue a un acuerdo sobre la reforma fronteriza.

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

nine − 3 =