Sálvese quien pueda

Sálvese quien pueda

Por Ernesto Salayandía García

Hay tanta desinformación respecto a la legalización de las drogas ¿? Igual, han surgido un mundo de expertos  en este tema, que garantizan grandes beneficios al país legalizando el cultivo, industrialización, distribución y consumo de la marihuana en México, primero, hay que considerar, que droga, es toda aquella sustancia que entra al cuerpo y altera las emociones, modifica el pensamiento y provoca un ataque al Sistema Nervioso Central, lo mismo puede ser una caguama de  cerveza, que un churro de mariguana, un arponazo de heroína o una inhalada de gasolina, hay   tantas  drogas de impacto, legales, como el esmalte para las uñas, las pinturas en aerosoles, el peyote, la salvia, los hongos alucinógenos, el gas de la estufa,  el de los encendedores, el tíner, amoniaco, las pastillas antidepresivas, todas y un mundo de fármacos más, igual, hay drogas como los ácidos, las gomas químicas, por supuesto la amplia variedad de alcoholes y licores, el cigarro y toda una amplia variedad, así que legalizar una más, no es mayor problema, nuestros jóvenes, la mayoría, están sentenciados a ser parásitos sociales, nacidos para perder, fracasados,  a ser mediocres, gracias a la amplia variedad de drogas que hay a su alcance, en ese sentido y otros, la desinformación es muy grande, no saben ni lo que dicen, ni de que se trata, legalizar las drogas, es un serio  problema de salud muy grave y lamentable..- El término lúdico, es propiamente una babosada, la marihuana es una droga muy peligrosa.-

 

Daños que causan las drogas

Muchos jóvenes y padres de adictos se quedan sorprendidos cuando detecto el daño  irreversible en el cuerpo de un drogadicto,  a causa de una adicción compulsiva, no se requiere mucha ciencia para leer el lenguaje de la piel, que en el caso del marihuano, del drogadicto, es una piel reseca, áspera, amarilla, apestosa llena de grasa, lo blanco de los ojos, se torna café amarillento cenizo, la esclerótica, que es esta parte del ojo, no ofrece vida, la mirada del adicto es caída, triste, muchos, están desnutridos, anémicos, con los dientes sucios, amarillos, otros más, tiemblan como maraqueros, denotan una ansiedad extrema, su manera de pensar es incongruente, hablan dudando de lo que dicen, están acomplejados, llenos de miedo,  viven un mundo aparte, muy diferente a la realidad, por desgracia, están negados, desconocen el gran peligro, de vida o muerte que representa esta enfermedad, perra enfermedad, maldita perversa del alma, orinan muy amarillo, apestoso,  algunos siente ardor o profundo dolor, los riñones se lesionan severamente con tantas intoxicaciones, cuando no hay sustancia, o la anestesia desaparece, el drogadicto se torna neurótico, irritable, explosivo, por demás agresivo, se torna, irreverente, rebelde e intocable.-

 

Daños irreversibles e inmediatos

Salud Física: La adicción suele conllevar la aparición de multitud de síntomas físicos incluyendo trastornos del apetito, úlcera, insomnio, fatiga, más los trastornos físicos y enfermedades provocadas por cada sustancia en particular. Social: Los adictos a las drogas, con frecuencia se ven envueltos en agresiones, desorden público, conflictos raciales, marginación, etc. Cuando se comienza a necesitar más a las drogas que a las otras personas pueden arruinarse o destruirse las relaciones íntimas,  perder amistades. Se puede dejar de participar en el mundo, abandonar metas y planes, dejar de crecer como persona, no intentar resolver constructivamente los problemas,  recurrir a más drogas como “solución”. El abuso de las drogas puede también perjudicar a otros, por ejemplo: el dinero con que son pagadas las drogas puede privar a la familia de satisfacciones vitales como comida o ropa. El discutir los problemas,   situaciones de la adicción puede generar conflictos familiares. Las reacciones violentas a las drogas pueden llevar al usuario a cometer asaltos e incluso asesinatos. Si una mujer embarazada toma drogas sin control médico puede ocasionar malformaciones genéticas en el nuevo ser que está en gestión. Las drogas, todas las drogas, presentan una doble cara. Primero aparecen con la imagen positiva, favorable,  que tanto atrae a jóvenes y mayores. Posteriormente, esa cara desaparece. Rápidamente las drogas empiezan a mostrarse tal como son: dolor, problemas, infelicidad,  múltiples trastornos. En esta dualidad que las drogas presentan reside parte de la potencial dificultad para evitar que nuevas personas las consuman y abusen de ellas. Si desde el principio, la cara imperante fuera la negativa, el atractivo y mística que rodea el mundo de las drogas desaparecería. En muchos sentidos el proceso de adicción ha sido comparado con el de entablar una relación; pero en este caso se trataría de una relación desdichada. A medida que atravesamos las sucesivas etapas, el compromiso se intensifica,  el influjo que ejerce sobre el adicto se vuelve más fuerte. La tendencia del adicto es la soledad, no tiene suerte por así decirlo en mantener una relación estable, a donde va, es rechazado, repudiado y a veces hasta odiado. La familia, con justa razón, llega a aborrecer las nefastas actitudes del drogadicto en casa.- La mayoría de los marihuanos se irritan fácilmente, se justifican, son tercos en sus argumentos y justificaciones, no reconocen lo que la marihuana les ha robado, su lenguaje corporal, es propiamente el de una víctima, diciendo con el cuerpo.- Yo no he hecho nada.- Los drogadictos, como cualquier enfermo emocional, somos mitómanos, actores, candidatos a ganar el Oscar de la Academia, ernestosalayandia@gmail.com.

 

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

4 + one =