Rusia ya perdió la guerra en Ucrania

Rusia ya perdió la guerra en Ucrania

Humberto Caspa, Ph.D. – hcletters@yahoo.com

Después de más de dos años de conflicto, los críticos de la guerra en Ucrania han hecho sonar alarmas a lo largo del territorio nacional, insinuando que es solo cuestión de tiempo para que Rusia finalmente se alce victoriosa.

Los argumentos de estos críticos aparentemente se han fortificado después de que el presidente ucraniano Volodimir Zelenski firmó una ley que disminuye la edad de los conscriptos de guerra –de 27 a 25 años—, presumiblemente amparando el hecho de que Ucrania está en un proceso de debilitamiento.

“Entonces para qué”, dicen los críticos.  “Para que abastecer con armamento, amuniciones y recursos económicos a Ucrania”.

Obviamente, las nuevas circunstancias de la guerra, especialmente el suministro de recursos económicos y el abastecimiento de armamento por parte del gobierno de Estados Unidos, han facilitado a los rusos contener con relativo éxito el avance de las fuerzas ucranianas y posiblemente están facilitando una nueva ofensiva Rusia, que podría ser catastrófica sólo en término de los objetivos de Ucrania, pero no de los objetivos de Estados Unidos y de los miembros de la OTAN.

En el plano internacional y antes de la guerra, Rusia parecía consolidarse como otra de las potencias mundiales en un Sistema Internacional que, después de la caída de la Unión Soviética, estaba dominada por Estados Unidos.  Así, por más de dos décadas, el Sistema Internacional tenía características Unipolares y precisamente el gobierno de Putin trató de cambiarla a una forma Multipolar.

Es decir, Estados Unidos, China y Rusia se establecerían como las nuevas potencias mundiales, sin descartar, por supuesto, el poder económico de los países europeos.

La invasión de Ucrania, despojó la máscara de poder que lucía Rusia con el actual régimen político de Putin.  Su incapacidad de apoderarse del territorio ucraniano a través de la fuerza y en un tiempo mínimo, hizo notar que su país no tenía el arsenal militar convencional necesario como para dominar a un país en desarrollo.

Rusia evidentemente posee arsenal atómico, pero este tipo de armamento es solo uno de los condicionantes que convalida hegemonía de un país en el Sistema Internacional.  La otra variable es el potencial económico.  Rusia no tiene el alcance económico de Estados Unidos o China y está básicamente por debajo de Alemania, Francia e Inglaterra.

En consecuencia, la guerra en Ucrania nos da un resultado claro a nivel mundial.  En el Sistema Internacional existe una potencia mundial hegemónica (Estados Unidos) y otra (China) que surge y siente que puede volver a convertir al mundo en un Sistema Bipolar.  En esta nueva configuración del mundo, Rusia es como una especie de vasallo de China.

Humberto Caspa, Ph.D. es investigador de Economics On The Move.

 

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

3 × 5 =