¿Quién debe recibir la cuarta Vacuna del COVID?

¿Quién debe recibir la cuarta Vacuna del COVID?

A medida que los recuentos de casos de coronavirus siguen cayendo en picada en Estados Unidos, la inmunidad de las personas también puede estar disminuyendo. Varios estudios han revelado que, aunque las vacunas ARNm de refuerzo han logrado evitar la hospitalización y la muerte, su efectividad contra las infecciones está disminuyendo.

No es de extrañar, por lo tanto, que Moderna solicitara a última hora del jueves a la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por su sigla en inglés) una autorización de uso de emergencia para una segunda vacuna de refuerzo para todos los adultos. La solicitud de la empresa se produjo pocos días después de que Pfizer y BioNTech pidieran una autorización de emergencia para un segundo refuerzo de su vacuna contra el coronavirus para personas de 65 años o más.

Moderna dijo que su solicitud, mucho más amplia, daría a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, así como a los proveedores de atención médica, más flexibilidad para determinar quién se beneficiaría más de recibir una vacuna de refuerzo adicional y cuándo.

Los científicos y los médicos están muy divididos al respecto. “No creo que todo el mundo deba recibir otra vacuna de refuerzo ahora mismo”, dijo Yvonne Maldonado, médica especialista en enfermedades infecciosas pediátricas de la Universidad de Stanford. “Pero no veo ninguna razón por la que no debamos empezar a revisar los datos disponibles”.

¿Quién puede recibir actualmente una cuarta dosis de la vacuna?

A partir de ahora, las únicas personas autorizadas para una cuarta dosis son las que tienen el sistema inmunitario debilitado. Esto incluye a los adolescentes y adultos que han sido sometidos a trasplantes de órganos o de células madre, que están siendo sometidos a quimioterapia por cáncer, que tienen un VIH avanzado o no tratado o que están tomando medicamentos inmunosupresores.

Es difícil predecir cuándo —o si— la FDA podría autorizar un segundo refuerzo (o una cuarta dosis) para todos los adultos. Se espera que la agencia convoque un comité consultivo el próximo mes para debatir la cuestión. Y aunque los expertos dicen que es razonable que el comité se mueva rápidamente en la solicitud de Pfizer para los adultos mayores, no está claro si la solicitud más amplia de Moderna tendrá luz verde.

“Sabemos que las personas mayores de 65 años, incluso cuando están vacunadas, tienen un mayor riesgo de morir que las personas menores de 65 años”, dijo Carlos del Río, especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad Emory. “Eso se reduce significativamente si la gente toma un refuerzo”.

Una de las razones por las que los adultos mayores pueden beneficiarse de una vacuna de refuerzo adicional es que, a medida que el sistema inmunitario envejece, tiende a debilitarse y no produce la misma cantidad o calidad de anticuerpos que cuando era más joven. Además, los adultos mayores suelen tener otras afecciones médicas que ocupan la atención del organismo, lo que los expone a un mayor riesgo de padecer enfermedades graves, según Christian Gaebler, investigador de inmunología de la Universidad Rockefeller de Nueva York. “La diabetes, la hipertensión, la obesidad y la enfermedad renal crónica son factores de riesgo de covid grave”, dijo. “Y sabemos que suelen manifestarse en edades avanzadas”.

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

two × three =