¿Qué hacer si mi hijo “moja la cama”?

¿Qué hacer si mi hijo “moja la cama”?

Por Dra. Nancy Álvarez

Orinarse en la cama es un “accidente” muy comúnentreniños, adolescentes y adultos, y causavergüenza y problemas psicológicos. A “mojar la cama” sin poder controlarlo, aunque se intente,se le conoce como enuresis o incontinencia urinaria.

Entre sus características está la emisión repetida de orina durante el día o la noche, en la cama o en la ropa.En la mayor parte de los casos, ocurre de forma involuntaria, aunque en raras ocasiones es intencional.

Se considera enuresis cuando la persona se orina al menos dos veces por semana, durante un mínimo de tres meses. Ocuando tiene un malestar clínicamente significativo o sufre deterioro social, académico, laboral…

 

Hay tres tipos:

-La nocturna, durante el sueño, es la más frecuente. Ocurre casi siempre en el primer tercio de la noche.

-La diurnaocurremientras estamos despiertos. Es más frecuente tras los nueve años de edad. Suele ocurrir en las primeras horas de la tarde en los días de escuela.A veces se debe a una resistencia a usar el inodoro por ansiedad social o por una preocupación relacionada con la actividad escolar o del sueño.

-La nocturna y diurna combina los dos tipos anteriores.

¿Hasta qué edad es normal que un niño moje la cama? Si es muy pequeño, no se puede hacer un diagnóstico de enuresis. La persona debe haber alcanzado una edad en la que se espera el control de la orina. El niño debe tener al menoscinco años de edad.

Si tiene retraso mental, debe tener una edad mental de al menos cinco años. Estamos hablando de edad “mental”, o sea que el niño con retraso puede tener una edad cronológica de quinceaños, pero su edad mental es de cinco. Esto debe ser evaluado.

También es importante determinar que la incapacidad de “contener la orina” no se deba a los efectos fisiológicos directos de un diurético, ni a una enfermedad médica como la diabetes, espina bífida…

 

¿Cómo puede afectar la enuresis al niño?

-Limita sus actividades sociales. Por ejemplo, que no puedadormir fuera de casa.

-Afecta su autoestima.

-Crea un grado de ostracismo social al que le sometan sus compañeros. Se siente rechazado o ridiculizado por los demás.

-Problemas emocionales por el sentimiento de cólera, unido al castigo y el rechazo ejercido por sus padres y cuidadores.

Si su niño sufre este trastorno, lo primero que debe hacer es descartar alguna dolencia física o enfermedad,y después buscar ayuda de un experto en psicología infantil o un terapista familiar. Casi siempre es un síntoma de otros problemas emocionales o familiares subyacentes.

www.NancyAlvarez.com

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published.

7 + twenty =