Nuevo Centro de Admisión y Sitio de Refugio para solicitantes de asilo/New landing zone and Refuge Site for asylum seekers

Nuevo Centro de Admisión y Sitio de Refugio para solicitantes de asilo/New landing zone and Refuge Site for asylum seekers

El Estado continúa invirtiendo estratégicamente en infraestructura para los recién llegados

Chicago, Illinois (NED).— El estado de Illinois continúa avanzando en un enfoque basado en datos para mejorar la respuesta de los solicitantes de asilo con un nuevo centro de admisión y un sitio de refugio que se inaugurará este mes. El Estado también está anunciando otra extensión de su contrato de servicios de alimentos en los sitios de refugio de la Ciudad de Chicago para darle a la Ciudad tiempo adicional para completar su adquisición.

El nuevo centro de admisión del estado se ubicará junto con la zona de aterrizaje de autobuses de la ciudad de Chicago para maximizar la eficiencia, con seis tiendas de campaña con calefacción actualmente en construcción en el sitio y se espera que abran en las próximas semanas. El sitio conectará a los recién llegados con servicios integrales y ayudará a aquellos que tengan patrocinadores o un destino final alternativo a lo largo de su viaje.

La zona de aterrizaje de migrantes,  800 S. Desplaines Street, albergará seis tiendas de campaña con calefacción que están en construcción, dijo el Departamento de Servicios Humanos de Illinois.

La ciudad había estado utilizando autobuses como refugio temporal para los migrantes a medida que bajaban las temperaturas en Chicago.

El gobernador JB Pritzker anunció planes para el albergue de admisión de $30 millones en noviembre.

IDHS dijo que el estado ha reunido a más de 2.500 inmigrantes con familias que ya se encuentran en Estados Unidos.

Hasta el miércoles por la mañana, más de 14.500 inmigrantes vivían en uno de los 27 refugios de la ciudad, 243 esperando en el Aeropuerto Internacional O’Hare, 21 en varias comisarías de policía y 39 esperando en la zona de aterrizaje, informó CBS News.

Un informe de investigación reveló que hasta ahora sólo alrededor del 1% de los inmigrantes que llegaron a Chicago han obtenido permisos de trabajo legales.

El Estado ha estado financiando a New Life Centers of Chicagoland y a Catholic Charities de la Arquidiócesis de Chicago para brindar apoyo en la zona de aterrizaje de autobuses, en el exterior, a partir de principios de noviembre. Gracias a este apoyo, hasta la fecha, más de 2.500 personas se han reunido con familiares o amigos en lugar de ingresar al sistema de refugio. Con el nuevo centro de admisión con calefacción, el Estado ampliará la dotación de personal y los servicios, y los datos indican que la cantidad de recién llegados que requieren refugio se puede reducir en un 10%.

El trabajo también continúa esta semana en el refugio para 220 personas ubicado en La Villita en el sitio de un antiguo CVS. Mientras tanto, el Estado también se está asociando con New Life Centers para operar un refugio temporal en un hotel de Chicago para apoyar a las familias que llegaron durante el reciente aumento de vacaciones. Aquellos que se alojen en este refugio temporal harán la transición al refugio en La Villita, que se espera que abra este mes. El Estado continúa trabajando con la Ciudad para determinar dónde se pueden destinar mejor los recursos estatales para respaldar la capacidad adicional de albergues.

En diciembre, el Estado y el Depósito de Alimentos del Gran Chicago anunciaron una inversión de $4 millones para proporcionar comidas a los solicitantes de asilo en los sitios de refugio de la ciudad de Chicago hasta el final del año calendario. Los fondos se anunciaron mientras la Ciudad solucionaba retrasos en su proceso de adquisiciones. Debido a los continuos retrasos en este proceso, el Estado está ampliando aún más su contrato de alojamiento y alimentos hasta el 15 de enero a un costo adicional de $2 millones. El 15 de enero, la Ciudad asumirá la responsabilidad de alimentar a los solicitantes de asilo en los refugios de la Ciudad.

“El Estado está decidido a utilizar sus recursos limitados de la manera más eficiente posible, ayudando a los solicitantes de asilo a establecerse en Illinois y lograr la independencia”, dijo el Gobernador JB Pritzker. “Continuaremos asegurándonos de que sean recibidos con dignidad y compasión, mientras solicitamos una mayor coordinación y financiación del gobierno federal para brindar una solución federal a este desafío federal”.

La necesidad de un refugio hotelero temporal surgió cuando se enviaron más de 60 autobuses a Illinois desde Texas entre el 20 y el 27 de diciembre, con casi 2,500 recién llegados. Se han enviado autobuses fuera de Chicago, a ciudades del norte de Illinois, como Aurora y Elgin, sin ninguna coordinación, poniendo en riesgo el bienestar de los recién llegados. El Estado se ha asociado con la Ciudad para brindar orientación a los municipios afectados y apoyar el transporte de los recién llegados a la zona de aterrizaje en Chicago. Durante el fin de semana de Año Nuevo, Texas envió un avión a Rockford con más de 350 recién llegados.

“En IDHS tenemos un mensaje para todos los habitantes de Illinois, sin importar cuánto tiempo hayan vivido aquí: la ayuda está aquí. Tomamos ese mensaje muy en serio y estamos en primera línea para brindar servicios integrales y apoyo a nuestros recién llegados”, dijo Dulce M. Quintero, Secretaria Designada del IDHS.

A medida que la frontera continúa experimentando un aumento significativo en las llegadas, muchas de las cuales se dirigirán a Illinois, el Estado continúa trabajando con la Ciudad en planificación estratégica y basada en datos, en ausencia de una respuesta y financiamiento coordinados por el gobierno federal.

Estas últimas inversiones son parte de la inversión de más de $160 millones, a través del IDHS, que el Gobernador anunció en noviembre pasado para abordar la actual crisis humanitaria presentada por la llegada de casi 30,000 solicitantes de asilo desde la frontera sur de los Estados Unidos.

Este anuncio se suma a los $478 millones en fondos estatales que se han proporcionado o comprometido para la respuesta de los solicitantes de asilo durante los años fiscales 2023 y 2024. Esto incluye fondos directos para la ciudad de Chicago y otros municipios que ayudan a los solicitantes de asilo, así como fondos estatales sustanciales para refugio, alimentos, atención médica, asistencia para el alquiler y atención social y servicios integrales. El Estado de Illinois también está realizando inversiones específicas basadas en datos para aliviar los cuellos de botella en el proceso de solicitud de asilo.

———— 

New landing zone and Refuge Site for asylum seekers

The State continues to invest strategically in infrastructure for new arrivals

Chicago, Illinois (NED).— The State of Illinois is continuing to make progress on a data-driven approach to improve the asylum seeker response with a new intake center and shelter site set to launch this month. The State is also announcing another extension of its food services contract at City of Chicago shelter sites to allow the City additional time to complete its procurement.

The State’s new intake center will be co-located with the City of Chicago’s bus landing zone to maximize efficiency, with six heated tents now under construction at the site and expected to open in the coming weeks. The site will connect new arrivals with wraparound services and help those with sponsors or an alternate final destination along on their journey. The State has been funding New Life Centers of Chicagoland and Catholic Charities of the Archdiocese of Chicago to provide support at the bus landing zone, outside, as of early November. Through this support, to date, over 2,500 individuals have been reunited with family or friends rather than entering the shelter system. With the new, heated intake center, the State will expand staffing and services, with data indicating the number of new arrivals requiring shelter can be reduced by 10%.

Work also continues this week on the 220-person shelter located in Little Village at the site of a former CVS. Meanwhile, the State is also partnering with New Life Centers to operate a temporary shelter at a Chicago hotel to support families that arrived during the recent holiday uptick. Those staying at this temporary shelter will transition to the shelter in Little Village, which is expected to open this month. The State is continuing to work with the City to determine where State resources can best be targeted to support additional shelter capacity.

In December, the State and the Greater Chicago Food Depository announced a $4 million investment to provide meals to asylum seekers at City of Chicago shelter sites through the end of the calendar year. The funds were announced as the City worked through delays in its procurement process. Due to continued delays in this process, the State is further extending its shelter-food contract through January 15 at an additional cost of $2 million. On January 15, the City will assume responsibility for feeding asylum seekers in City shelters.

“The State is determined to use its limited resources as efficiently as possible, helping asylum seekers settle in Illinois and achieve independence,” said Governor JB Pritzker. “We will continue to ensure that they are met with dignity and compassion, while we call for increased coordination and funding from the federal government to provide a federal solution to this federal challenge.”

The need for the temporary hotel shelter arose when more than 60 busses were sent to Illinois from Texas between December 20-27, with nearly 2,500 new arrivals. Busses have been sent outside of Chicago, to Northern Illinois cities, such as Aurora and Elgin, without any coordination, putting the well-being of new arrivals at risk. The State has partnered with the City to provide guidance to impacted municipalities and support transportation of new arrivals to the landing zone in Chicago. Over the New Year weekend, Texas sent a plane to Rockford with more than 350 new arrivals.

“At IDHS – we have a message for all Illinoisans – no matter how long they have lived here: Help is here. We take that message very seriously and we are on the frontlines to provide wraparound services and support to our new arrivals,” said Dulce M. Quintero, IDHS Secretary Designate.

As the border continues to see a significant increase in arrivals – many of whom will make their way to Illinois – the State continues to work with the City on strategic and data-informed planning, absent a federal-government coordinated response and funding.

These latest investments are part of the more than $160 million investment, via IDHS, that the Governor announced last November to address the ongoing humanitarian crisis presented by the arrival of nearly 30,000 asylum seekers from the U.S. Southern Border.

This announcement builds on $478 million in State funding that has been provided or committed to the asylum seeker response over FY 2023 and 2024. This includes direct funding to the City of Chicago and other municipalities assisting asylum seekers as well as substantial State funding for shelter, food, medical care, rental assistance, and wraparound casework and services. The State of Illinois is also making targeted, data-driven investments to alleviate bottlenecks in the asylum seeker pipeline.

 

 

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

eighteen + sixteen =