Metamorfosis: Del inocente cordero, al lobo feroz          

Metamorfosis:  Del inocente cordero, al lobo feroz          

¿Quieres conocer a Andrés? Vive con él un mes

Si hay algo difícil en la vida, complicado, fastidioso, es llevar la fiesta en paz entre pareja, ahora, la mayoría de los matrimonios jóvenes truenan como espárragos, hay nula tolerancia, el tiempo tormentoso que se vive a diario, tarde que temprano logra que el hilo se reviente por lo más delgado, la vida de pareja es frágil, demasiado vulnerable, y hay errores de ambas partes, aunque cada quien se especializa en lavarse las manos y  echarle la culpa al otro, toda la carne al asador, parece mentira que lo que fue amor, dulzura, sueños, ilusiones, se transforma en amargas experiencias, en las turbulencias que derrumban todo, una sana convivencia, ante la inmadurez, ignorancia, mala información, influencias negativas, tarde que temprano, la decisión, es claudicar, finiquitar la relación e irse del amor al odio, divorciarse, dicen, por el bien de todos.

Árbol que nace torcido, jamás se endereza.- ¿O sí?

Hay una serie de causales de divorcio que se siembran desde el noviazgo, por supuesto que no se corrigen, como son, la hipocresía, mentiras, la neurosis, complejos y se usan una y mil mascaras para aparentar ser lo que no se es, en ese proceso, la relación, no es honesta, es permisible en muchos sentidos, se dice si, cuando en verdad se quiere decir no, o al revés, se accede a caprichos, actitudes infantiles y brotes de inmadurez, se permiten, gritos, humillaciones, hostigamientos, agresiones, se agacha la cabeza y no se es uno mismo, la cruda realidad, es que se casan, siendo unos perfectos desconocidos, se mienten mutuamente, hay constantes faltas de respeto y el amor, poco a poco, se va de vacaciones, la rutina se adueña de la vida en pareja, pero todo ello, se complica con Su Majestad El Alcohol se adueña de la vida de él, o de ambos, activando el agresivo bombardeo en contra del matrimonio, hasta al final, La Saliva del Diablo, gana la batalla.

El alcoholismo

Es una enfermedad genética que se trasmite de abuelos a padres, de padres a hijos y los descendientes, nacen un alto grado de predisposición de  en las garras del alcoholismo, adicciones y o neurosis, es una enfermedad cruel, perra, maldita enfermedad perversa del alma, es mental, emocional, física, espiritual, está ligada a la personalidad del individuo y a sus conductas toxicas, predomina, le negación, el enfermo, no acepta que tiene un serio problema en su manera de beber, la soberbia por delante, el alcohólico es un ser egocéntrico radical, no se quiere y por ende, no puede querer a nadie, la enfermedad, es progresiva, incurable y mortal, ahora, no hay alcohólicos puros, muchos de ellos, son adictos a otras sustancias que por supuesto consumen a escondidas, como son, cristal, fentanillo, marihuana, inhalantes, fármacos y otras peligrosas drogas, el alcohol, en sí, es una droga, la que mayor número de muertos causa en el mundo.

El alcohólico es un vampiro

El cumulo de defectos de carácter  que lo distinguen, lesiona emocionalmente a su pareja, se torna autoritario, controlador, manipulador, mentiroso, extorsionador emocionalmente y chupa, cuantas veces se le antoja, la paz interior de su esposa, le roba la tranquilidad, su estabilidad mental y emocional, le chupa su energía, sembrando de incertidumbre noches y días, convierte su hogar, en un verdadero infierno, en un campo de batalla lleno de agresiones, insultos, provocaciones y humillaciones, la esposa, ve la magnitud de la enfermedad de su pareja, pero es incapaz de ver su propia enfermedad emocional, que es codependencia pura, nace un profundo espíritu de rescatadora, pensando, en que aquí no pasa nada, es cuestión de tiempo y por desgracia, el tiempo de le va de las manos, hay casos donde la mujer se enferma más que el alcohólico y en busca de ayuda, comete infinidad de errores, que lejos de solucionar el conflicto, lo hacen más grande y más grave, no he visto a nadie que le gane a esta perra enfermedad, maldita enfermedad, perversa del alma.

Adicta al adicto

La relación se torna por demás toxica, ella emocionalmente donde de él, si esta de buenas, es un día maravilloso, si esta de malas es un día pésimo y si esta borracho es prácticamente un infierno, ella vive al son que él toca, lejos de ello, cada vez que se destapa una botella, la furia se expresa en todo su esplendor, explota, grita, Poe demás neurótica empedernida, muchas veces él bebe para hacerla enojar y lo logra, de esta manera, le enfermedad avanza, los daños son irreversibles, en busca de ayuda, ella recibe compasión y comprensión de sus amigas, pero no información precisa de cómo salir del laberinto emocional, salir del pantano de arenas movedizas donde el patrimonio está estancado, lo más fácil, practico e inmediato es finiquitare la relación toxica, romper con el matrimonio, que es lo más recomendable, por desgracia, cuando hay hijos de por medio, está herida profunda en el alma, habrá de tatuarlos de por vida y grave error es quedarse ahí por lo hijos.

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published.

3 × 1 =