La nueva decisión de la corte de Arizona viola nuestra “Propiedad”

La nueva decisión de la corte de Arizona viola nuestra “Propiedad”

Humberto Caspa, Ph.D. – hcletters@yahoo.com

En el siglo XVII surgió una figura significativa dentro del ámbito filosófico, académico y político que puso la primera piedra angular sobre los derechos de las personas –especialmente de la mujer— sobre el control de su cuerpo desde un punto de vista de la economía y la filosofía.

“La propiedad” decía John Locke, “es uno de los tres derechos concedidos por la naturaleza” que deben limitar y delimitar las normas de conducta humana.

El razonamiento de Locke permitió la justificación de la propiedad privada que hasta hoy se mantiene vigente y están suscritas en las constituciones de la mayoría de los países del mundo, especialmente de aquellos que provienen de la tradición occidental, como los países de América Latina y Estados Unidos.

El legado económico de la Propiedad puede ser cuestionado por eruditos en la rama económica, pero la parte filosófica sobre el hecho de que nosotros somos dueños y amos de nuestro cuerpo es irrefutable.

El Estado o cualquier estructura de poder no debe interferir con una decisión nuestra sobre nuestra “propiedad” o nuestro cuerpo.

En este sentido, la nueva decisión de la Corte Suprema del estado de Arizona está tratando de volver a los horizontes del pasado, cuando las mujeres no tenían capacidad de elegir y decidir sobre su propio cuerpo.

Según la nueva decisión, la ley de 1864, misma que prohíbe el aborto desde el momento de la concepción, incluyendo en casos de incesto y violación sexual, es una norma que debe ser acatada.   Solo separan una semana y media para que las autoridades judiciales y policiales empiecen a ejecutar esta ley violatoria a los derechos de la mujer.

Debido a que la ley nacional (Roe vs. Wade) que permitió que el aborto fuera abrogado por la Corte Suprema de Justicia, las cortes estatales dominadas por jueces conservadores no tienen un instrumento jurídico que les disuada a tomar decisiones irracionales.

Así, decisiones como la de Arizona serán el “pan de cada día” en otros estados.  No habrá límites a la violación de nuestra Propiedad por parte de jueces conservadores.

Sin embargo, existe un camino político.  Éste no está cerrado; por el contrario, está más abierto que nunca.  La población de Arizona debe introducir para las próximas elecciones una Iniciativa que les permita volver a los estándares de Roe.

Y al electorado nacional nos queda revertir las decisiones violatorias a nuestros derechos.  Fue Donald Trump quien puso a tres jueces ultraconservadores en la Corte Suprema de Justicia, cuyas decisiones iniciaron una ola de violaciones a nuestra “Propiedad”.  Trump es el directo culpable de lo que sucede en Arizona.

Humberto Caspa, Ph.D. es investigador de Economics On The Move.

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

5 × one =