La imagen más desgarradora de la reina Isabel en el funeral del príncipe Felipe

La imagen más desgarradora de la reina Isabel en el funeral del príncipe Felipe

Luego de una semana de luto, la corona británica llevó adelante el funeral del príncipe Felipe. En la ceremonia, la reina Isabel II despidió a su esposo, fallecido el 9 de abril último a sus 99 años, en la capilla de San Jorge, en el castillo de Windsor. Por las restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus, fue un evento diferente que entregó al mundo una imagen impactante: la monarca, atravesando uno de sus momentos más difíciles, en completa soledad.

Los restos del duque de Edimburgo llegaron en un Land Rover diseñado por él mismo para esta ocasión, debido a su gran afección por este modelo y su larga pasión por los automóviles. El vehículo hizo un viaje de varios minutos por el predio de Windsor hasta llegar a la capilla, donde se realizó un minuto de silencio en honor al príncipe.

La reina Isabel despidiendo en soledad a su esposo, el príncipe Felipe, en la capilla San Jorge del castillo de Windsor (Captura de pantalla/)

Las imágenes de la ceremonia sacudieron al mundo, no solo por su trascendencia histórica, sino por las particulares condiciones que impuso el Covid-19. En lugar de ser una multitudinaria despedida, el adiós a Felipe fue íntimo y restringido al círculo directo del esposo de la reina Isabel. La monarca, además, se mantuvo distanciada de los invitados, entre los que se encontraban sus hijos y nietos, incluyendo al príncipe Harry, que viajó al Reino Unido sin Meghan Markle para asistir al funeral.

Por las medidas de prevención del coronavirus, la reina Isabel no pudo ser acompañada por ningún miembro de la familia real durante el funeral del duque de Edimburgo

Qué hará la reina Isabel tras el funeral

Luego de la conmovedora despedida, la reina regresará al castillo y, si no se encuentra demasiado cansada, saldrá con sus perros Muick y Fergus a dar un breve paseo, según informó el medio The Sun. En la última semana, Isabel II compartió tiempo con sus mascotas todos los días, como una forma terapéutica de sobrellevar el duelo. De hecho, los cachorros llegaron a su vida para animarla cuando el príncipe Felipe estaba internado. El viernes por la noche, horas antes del funeral, la reina caminó con los perros por Frogmore.

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

4 × three =