Kamala Harris debe reemplazar a Biden

Kamala Harris debe reemplazar a Biden

Humberto Caspa, Ph.D. – hcletters@yahoo.com

¡Ahora qué!  Una vez que los demócratas se enteraron de la verdad sobre la salud y el estado mental del presidente Joe Biden, ahora se encuentran en una encrucijada.  No saben qué hacer.  Si abandonarlo o exigirle que dimita su nominación para que un consejo especial del Partido Demócrata pueda elegir a su nuevo candidato para las elecciones de noviembre.

Es una situación complicada.  Si Biden mantiene su candidatura y busca la nominación oficial de su partido en la Convención de agosto de este año, nadie lo puede detener.

El único que tiene capacidad de decisión sobre su candidatura es el propio Biden.   Tendría que renunciar en forma voluntaria aduciendo cualquier argumento.  Puede decir que su edad ya no le permite asumir un trabajo altamente estresante o puede simplemente decir nada.

¿Si es que Biden renuncia, quién sería su sucesor o sucesora?   De acuerdo a los estatutos vigentes del Partido Demócrata y en base al ordenamiento jurídico-electoral del país, no existe una explicación congruente sobre la forma cómo ocurriría la sucesión de Biden.

Lo más lógico es que fuera la vicepresidenta Kamala Harris.  Sin embargo, la actual vicepresidente no compitió en las elecciones primarias como acompañante de Biden.  Las normas actuales del proceso electoral solo permiten la participación individual de candidatos para que, entre ellos, se elija a un vencedor de la contienda.

Lo que quiere decir es que “cualquiera” que pertenezca al Partido Demócrata puede considerarse como persona idónea para reemplazar al presidente Biden como candidato.

Algunos dirigentes de los demócratas han manifestado a varias personas conocidas que pudieran tener la capacidad de reemplazar al presidente.  Aparte de la vicepresidente Harris, se ha nombrado al gobernador de California Gavin Newson, como también a la gobernadora de Michigan Gretchen Whitmer.  Es muy probable que surgirá una lista larga de personas que quisieran tomar parte de la dirección del Partido Demócrata y convertirse en candidato oficial para las elecciones de noviembre.

Así, una posible renuncia de Biden crearía caos.  La verdad es que no existe el tiempo suficiente como para crear un criterio incluyente que permitiría la nominación de un candidato para las elecciones presidenciales de noviembre.

En tal situación, los malestares se pueden ahorrar si los demócratas deciden unirse alrededor de la figura de la vicepresidenta Kamala Harris.

A pesar de que muchos demócratas creen que no tiene el carisma, Harris ha demostrado tener carácter; es relativamente joven; tiene experiencia en la Casa Blanca y es una mujer con mucho conocimiento.

Harris debe ser la nueva candidata para las elecciones de noviembre, una vez que Biden renuncie a su candidatura.

Humberto Caspa, Ph.D. es investigador de Economics On The Move.

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

4 + one =