Falta de dólares en Bolivia

Falta de dólares en Bolivia

Humberto Caspa, Ph.D. – hcletters@yahoo.com

Ningún país en América Latina debería tener problemas de falta de abastecimiento de dólares después de los millones que imprimió el Tesoro Estadounidense para atenuar la pandemia del Covid-19.

Sin embargo, las economías de algunos países latinoamericanos, como es el caso boliviano, están padeciendo de falta de dólares en sus mercados cambiarios.

Lo anterior es producto de una pobre política económica del gobierno de Luis Arce Catacora, quien ha preferido asociarse con Vladimir Putin de Rusia, Xi Jinping de China y otros gobiernos autoritarios.  Ellos no le resolverán sus problemas de dólares; por el contrario, los empeorarán.

Después de la pandemia, el gobierno de Joe Biden implementó políticas que implicaron la dosificación de dólares en el mercado para combatir los problemas que creó el Covid-19.  El país necesitó de esos dineros para rescatar a miles de empleados que se quedaron sin trabajo, reactivar la economía y volver a crear crecimiento económico,

Empero, la impresión de miles de millones de dólares también creó inflación en nuestra economía, misma que apenas se está subsanando.

Para reducir el circulante (dinero/dólares) y atenuar el problema de inflación, la Reserva Federal normalmente recurre a elevar los intereses.   En los últimos meses, los intereses se han mantenido entre 5.25 y 5.5 por ciento.

Otra forma de absorber el circulante, el cual no está en el control de la FED, es ubicando los dólares de otros mercados internacionales.  La forma más conocida es a través de las remesas.  En México, las remesas alcanzaron a 63.000 millones de dólares en 2023, Honduras recibió 9.177 millones, Guatemala 19.804 millones, El Salvador 8.182 millones de dólares.

Esta dispersión de dólares a otros países beneficia a las dos partes.  En el caso de Estados Unidos alivia los síntomas de inflación, sustrayendo millones de dólares del mercado.  Y en los países receptores, los dólares sirven para la inversión o para la mantención de familias enteras.

Así, los dólares benefician y no afecta a las economías de América Latina.   En el caso boliviano, existe problemas económicos precisamente a falta de dólares.  Al no existir este circulante, la inversión extranjera flaquea y el crecimiento económico se dificulta.

Para el colmo, en vez resolver el problema de dólares, el gobierno boliviano de Arce ha enfocado sus políticas hacia Rusia y China, cuyos gobiernos (Putin y Xi, respectivamente) se han dedicado a quebrantar la democracia.  Los dólares que necesita Bolivia no los va encontrar en estos países autoritarios.

Es necesario que el gobierno de Arce mire hacia el occidente, especialmente hacia Estados Unidos, para que no solamente pueda dotarse de dólares sino tener más oportunidades de inversión y crecimiento.

 Humberto Caspa, Ph.D. es investigador de Economics On The Move.

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

16 − three =