Enrique Guzmán hace acusaciones contra su nieta Frida

Enrique Guzmán hace acusaciones contra su nieta Frida

Enrique Guzmán se dijo dispuesto a limpiar su nombre de los señalamientos que hizo en su contra Frida Sofía, quien lo acusó públicamente de haberla tocado indebidamente cuando era una niña.

A escasas semanas de haber iniciado un proceso legal para limpiar su nombre, el rockero reveló en entrevista para el programa Ventaneando que su nieta le hizo una llamada advirtiéndole lo que haría, además de relatar los malos tratos que Alejandra Guzmán recibía de su hija.

“Estaba yo sentado en esta mesa donde desayunamos a las 9:00 de la mañana, estaba mi hija y mi otro hijo, y mi mujer estaba en la cocina, y recibí una llamada de ella, pero no para decirme ‘no tengo dinero, ayúdame’, no, me dijo ‘yo voy a hundir a Alejandra Guzmán y a ti también’, y colgó”, contó el cantante.

El intérprete aseguró que en ese momento desconocía los motivos que orillaron a su nieta para hablarle en ese tono, pero después se enteró que ya no tenía ningún apoyo económico de Alejandra debido a un episodio violento que ambas protagonizaron en Miami.

“La cantidad de golpes que le dio contra la banqueta hasta que llegó la policía, esa fue la última vez que le pegó a su mamá. No estaba yo, pero estaba mi hijo junto, que (me contó) ‘la agarraba de los pelos y le golpeaba la cara contra la banqueta, hasta que llegó la policía a detener el evento’.

“Ahí está una fotografía de ella con sus numeritos. Alejandra en ese momento dijo ‘¡no más!’, le dio las llaves del departamento, le dio las llaves de una camioneta, le quitó sus tarjetas de crédito, y le dijo ‘ráscate con tus uñas’, me voy, y Alejandra se salió del edificio y desde entonces no viven juntas”, relató Enrique.

De la misma manera, el cantante manifestó que su relación con Frida se deterioró cuando se negó a incluirla en su reciente disco de duetos, donde quería grabar con Paul Anka.

“Estaba yo preparando un disco que se llama Se habla en español, y tenía yo ya invitado para grabar el disco a Paul Anka, y ella me dijo que quería trabajar en el dueto. No soy un especialista en cantantes, pero sé cuando una gente canta feo, se nota enseguida, y la niña no toca esas notas con mucha facilidad.

“Definitivamente le dije que no. Ese fue creo que el gatillo que le disparó la mente contra mí porque hasta entonces, el abuelo, el que la ayudaba, el que la apoyaba, el que la protegía cuando tenía que discutir con su mamá era yo”, declaró Enrique

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published.

18 − 18 =