EL ÚLTIMO ROUND ¿SERÁ EN MEGUIDO?

EL ÚLTIMO ROUND ¿SERÁ EN MEGUIDO?

Carlos Belgrano

Amigos:

En ese diminuto promontorio dónde actualmente funciona un kibutz, conforme la Escrituras, se librará la última batalla entre el Bien y el Mal que, se conocerá cómo el Armagedón.

Y ello, tomando muy especialmente en cuenta que, esa leyenda a medida que ha transcurrido la historia universal, poco crédito se le ha asignado a esa milenaria Profecía Bíblica.

Sin embargo, esta reciente capitulación norteamericana en Asia Menor, inferimos, habrá de impactar de lleno en el Levante y, particularmente la suerte de Israel que, mucho hace ya, abandonó su estratégico rol de Estado Tapón.

Hoy, su principal aliado y mentor -EE. UU.-, se ha retirado y, dejó debidamente esclarecido con esta aglomeración huidiza que, su especie de protectorado desde 1948, no tendrá a la Séptima Flota navegando cerca de sus aguas jurisdiccionales.

En otras palabras, Al Qaeda y sus demás afines palestinos, con apenas subordinarse detrás del Daesh, tratará de afianzarse en pos de recuperar todo lo geográfico y, perdido militarmente por Jordania, Siria y Egipto en el pasado mediato.

Tendrá a partir de ahora, drones y misiles de precisión quirúrgica que, no podrán detener las alertas tempranas de los hebreos y que, les ha permitido, más o menos, subsistir sin sobresaltos en estos setenta y tres años vista.

Y todo cuánto no puedan reunir, pues se lo financiará la Federación Rusa de muy buena gana.

A sabiendas claro que, esta vez, el Tío Sam, bueno, nada intentará, so riesgo de un retroceso demasiado cercano al reciente afgano.

La UE, perpetua espectadora y además seguidora secundante de todas las políticas del Departamento de Estado de aquí, no hará nada, y tampoco recibirá refugiados cananitas porque la situación de los islamitas que ya cobija, lo tornaría de toda inviabilidad, por el imposible supuesto de coexistencia pacífica.

Sin embargo, algo -no sé qué-, nos hace inferir que, si Jerusalem es víctima de un ataque directo, quienes manejen el Pentágono y por ende la Casa Blanca, es probable que recién ante ese ese evento -muy cruento por cierto-, se decidirán por involucrarse derecha y directamente.

Porque -es sabido-, optarán por dirimir sus irresueltos conflictos en el Medio Oriente, antes que en el territorito de esta Unión.

Avizoramos ese escenario en progreso, toda vez que esas sincronías en tiempo y espacio, cierta alineación planetaria ya tienen impregnada.

Ello, en virtud a que luego que el Mundo Musulmán sepulte sus reyertas, sólo mantendrá en pendencia, la irrestricta recuperación de la -para ellos también Tierra Santa merced a una abierta yihad.

Y más plausible vemos esa suerte de desenlace en virtud al creciente fanatismo que anida en todas sus filas.

Dicho de una diferente manera, el futuro de una casi inexorable diáspora judía, será del todo inevitable, siempre que, sunitas y chiitas entierren el hacha.

Que se resolverá ahora, con menos traumatismos que, antes de la caída yankee de hoy, por una simple y elemental argamasa, acrisolada en el odio visceral que los árabes -todos ellos-, sienten por un milenario atavismo con sus vecinos de la antigua Judá, desde Mohamed en el siglo VII de esta Era.

No abrigamos duda ninguna a ese respecto, sino a la ecuación temporal, es decir, si será antes o después de lo que suponemos.  

Sólo resta el chequeo de, si… EL ÚLTIMO ROUND ¿SERÁ EN MEGUIDO?.

 

 

 

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published.

seventeen + 18 =