El "Sistema Monetario Mundial" está a Punto de Derrumbarse

El "Sistema Monetario Mundial" está a Punto de Derrumbarse

Carlos Belgrano – carlosbelgrano536@gmail.com

Amigos:

Existe una realidad que, por más subliminal y maquillada que, el Tío Sam en concupiscencia con toda la Prensa Asociada, pretenda distorsionar, la realidad es otra bien diferente.

Y, ello debe de asignarse a una circunstancia por demás evidente que, transita por una mera cuestión de credibilidad sobre la fortaleza del dólar que, se tornaría en del todo abstracta. Si conociera la luz, la real situación de quebranto masivo en el que, se encuentra  en todo su amplio espectro, el complejo industrial norteamericano, obvio resultaría que, el ya alicaído valor del patrón monetario de occidente, en días o más tardar, semanas, se vería reducido a un escombro de cenizas.

Corriendo idéntica y paralela suerte el euro.

Deviniendo todo ello, en un monumental colapso de toda la economía global, al menos en lo que a Occidente respecta

Es entonces, tomando el notable impulso de una fortaleza ficta de ambas monedas rectoras que, entiendo, todos deberíamos de interrogarnos acera de ¿por cuánto tiempo podrá, tanto esta FED como el BCE, seguir insistiendo en encubrir una realidad que, antes que después, no podrán -estos emisores de billetería sin control. 

Y, encubriendo a toda la opinión pública internacional que, la solidez monetaria, debe, para acercarse a una cuestión plausible, estar enmarcada en la fortaleza de las insobornables    ecuaciones de la solvencia exacta de cuanto debe de reseñar su poder de compra y venta de bienes y servicios.

Ahora bien, si tomamos en inevitable consideración que, la nación emisora de ese contravalor, atraviesa el interregno de una inédita anarquía institucional, como jamás se ha visto antes de ahora, el precipitado de ejercer una mera hipótesis sobre la ficción & el timo, emergen de tal forma que, se convierten en del todo inocultables.

Veamos el porqué.

No, una o dos, sino quince votaciones, fueron necesarias, para que, el reemplazante de Nancy Pelosi, fuese instalado en la Casa del Pueblo aquí en el DC.

En el paralelo, un Presidente, inconexo senil, tiene a su disposición, un maletín con los códigos nucleares para mutar la actual guerra policial de Putin en Ucrania y, tornarla en una deflagración atómica que en una cuestión de horas terminaría con todos nosotros.

Así de lábil cuanto espasmódica es la actual situación planetaria que, exhibe el supuesto equilibrio de las finanzas estadounidenses y su asociada Unión Europea, como un escenario tan mentiroso como irreal.

Y lo es más -tal vez muchísimo-, si damos por sentado que, todo Wall Street, subsiste a fuer       de puros desembolsos que, semanalmente -Powell-, ordena transferir a Goldman Sachs, JP Morgan, Citigroup, Wells Fargo, etc. para sanear sus déficits por créditos impagos

En otro orden, no menos grave y luctuosa, es la temible censura de Beijing, en lo atinente a ocultar y muy deliberadamente que, entre la última quincena del reciente pasado año y, esta primera decena del año en curso, el Sars se ha cargado ya a cerca de veinte millones de decesos en su territorio.

Que, incinerados subrepticiamente en fosas comunes, en el inmensa área del Desierto de Gobi, serán meros antecedentes de otra cantidad igual o superior en los venideros meses.

Lo cual, en medio de una explosión demográfica china, el Politburó que, ciegamente responde a Xi Jinping, lo está analizando casi cual una bendición.

Pero que, si por unos instantes apenas, los anudamos a la gran patraña de las sobrevaloraciones en las actuales cotizaciones de las dos emblemáticas monedas en este Hemisferio, no son otra cosa que, la breve víspera de una implosión económica.

Que, conforme lo he consultado con referentes de la Reserva Federal, durante el fin de semana, no cuentan con otras chances que, estirarlo hasta que más no puedan -dixit-.

Quizás, en homenaje a ello…

Cordialmente Carlos Belgrano.-

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

18 + four =