El problema de origen de México con Canadá que AMLO no quiere ver; y por eso ahora piden visa

El problema de origen de México con Canadá que AMLO no quiere ver; y por eso ahora piden visa

Enrique Pérez Quintana

El fenómeno de la migración es universal. Diferentes momentos de la historia registran el tránsito de los grupos sociales de una latitud a otra. De un país a otro, sin importar las distancias y obstáculos del viaje. Las razones para llevarla a cabo son, en la mayoría de las ocasiones, la búsqueda de subsistencia o el temor a la violencia. Es un hecho que naciones enteras, antes y ahora, se nutren de las corrientes migratorias. Existen países receptores y países expulsores.

En el pasado México fue receptor de migrantes que llegaron al país huyendo de la violencia que amenazaba su vida en sus naciones o les negaba oportunidades para construir una vida decorosa. Las crisis políticas, económicas y religiosas suelen ser causas de la migración

Por más de 80 años México ha sido expulsor de población que ha emigrado principalmente hacia los Estados Unidos. Actualmente 37.3 millones de mexicanos viven en ese país. De ellos 26.7 millones son de segunda y tercera generación y 10.6 millones son nacidos en México. Son indocumentados 5.3 millones.

Aunque en Estados Unidos reconocen los beneficios de la migración mexicana para su sociedad y economía, en paralelo los migrantes deben de enfrentar la falta de regularización migratoria, discriminación racial, temor por denuncias falsas, problemas políticos para su integración, escaso acceso a servicios de salud, educación, financieros, y económicos, empleos mal remunerados y demás.

Es un hecho actual que el discurso anti migrante y antimexicano de los candidatos que disputan la presidencia de los Estados Unidos es parte de su propaganda y tendrá efectos negativos para los migrantes que ya habitan allá, pero también para los que desean ingresar. El problema se ha vuelto grave para la seguridad fronteriza de ambos países.

En las últimas tres décadas las dificultades para migrar a los Estados Unidos crecieron. Entonces, en el marco del Tratado de Libre Comercio y ante los estímulos ofrecidos por Canadá para nutrir su migración, muchos mexicanos cambiaron su destino. A partir de 2016 dejó de solicitar la visa a los mexicanos para ingresar a su territorio.

La eliminación de la visa en 2016 disparó el ingreso de mexicanos a Canadá. En ese año ingresaron 21 mil. Para 2018 se registraron 82 mil ingresos al mes. Siendo un país selectivo para el otorgamiento del estatus de residente, actualmente viven en ese país más de 100 mil mexicanos.

Las razones de su migración, en muchos casos son profesionales, hombres y mujeres aprovechan las ofertas de empleo de empresas, después de haber estudiado en ese país. La violencia que se vive en México ha motivado que muchos decidan ir a radicar a Canadá y lo han hecho, inicialmente como turistas y posteriormente solicitan asilo humanitario y refugio. En 2016 solicitaron asilo 250 mexicanos. En 2017 el número aumentó a 1,419.

El número de mexicanos que solicitó asilo político a Canadá se incrementó durante 2023, cuando se recibieron 25 mil 236 solicitudes. Solo fueron aceptadas 2 mil 894.

El aumento de migrantes tuvo efectos en la provincia de Quebec. El primer ministro Francois Legaut, solicitó al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, frenar el flujo de solicitantes de asilo que ingresan a su provincia. “Estamos muy cerca del punto de quiebre debido al excesivo número de solicitantes de asilo que llegan a Quebec mes tras mes. La situación se ha vuelto insostenible”.

A partir del este 29 de febrero Canadá volverá a solicitar visa a los mexicanos que deseen ingresar a su país. La medida es interpretada como respuesta a las presiones internas para que restringiera el número de migrantes y con ello disminuir las solicitudes de asilo registradas en meses pasados. El gobierno de Trudeau mantendrá un esquema en el que los mexicanos que tengan visa para ingresar a Estados Unidos queden exentos del requisito.

El presidente López Obrador no estuvo de acuerdo con la determinación de regresar a las visas. En su mañanera comentó: “un pequeño reproche fraterno, respetuoso, al primer ministro porque nosotros les ayudamos, y él lo sabe, para que se aceptara que Canadá participara en el Tratado de Libre Comercio porque el presidente Donald Trump no quería”.

El regreso a las visas para ingresar a Canadá no hará que cambien las motivaciones de los mexicanos para migrar. La violencia en México, la falta de oportunidades, los problemas sociales, ecológicos y económicos que afectan a más de 50 millones de mexicanos en pobreza, continuará operando para que se trasladen a ese país, aunque deban pagar más a quienes lucran son su deseo de lograr la mejor calidad de vida que no encuentran en el país.

 

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

one + 16 =