El juicio contra García Luna está por terminar y estas son las pruebas más relevantes del caso

El juicio contra García Luna está por terminar y estas son las pruebas más relevantes del caso

José Luis Montenegro

Han pasado más de 12 días de testimonios, en los que exlíderes del narcotráfico y expolicías mexicanos han declarado en contra del entonces secretario de Seguridad Pública del país azteca, Genaro García Luna, acusándolo de recibir dinero proveniente de la delincuencia organizada a cambio de protección gubernamental.

Durante este periodo, el jurado tuvo la oportunidad de escuchar a 27 testigos que describieron cómo operaba el Cártel de Sinaloa con la anuencia del que era funcionario público; cómo se reunía con prominentes barones de la droga; e, incluso, cómo propició el libre tránsito de estupefacientes en puertos, aeropuertos y carreteras.

La defensa legal de García Luna culminó su trabajo el recién pasado martes con el testimonio de la esposa del indiciado, Linda Cristina Pereyra, la única colaboradora en declarar a favor del acusado. Ella aseguró que, tanto los bienes como la fortuna que amasaron en México, fue gracias al trabajo y ahorro de ambos.

El pasado 15 de febrero, inició la etapa de conclusiones del caso, en la que los fiscales y defensores de García Luna decidirán si el acusado es culpable o inocente. Se prevé que después del  16 de febrero, casi de inmediato, el jurado comience a realizar sus deliberaciones.

Hasta el momento, las pruebas contra García Luna han sido dichos de exnarcotraficantes y exfuncionarios públicos, quienes aseguran que le pagaron directamente los sobornos al entonces director de la AFI (Agencia Federal de Investigaciones) y otrora secretario de Seguridad Pública Federal durante la administración del expresidente Felipe Calderón (2006-2012); sin embargo, no aportaron alguna evidencia de los testimonios.

En un repaso sobre el caso, en Independent en Español, te presentamos los momentos más relevantes del juicio:

El jurado

El jurado estuvo conformado por 12 personas, entre ellas, siete mujeres y cinco hombres, así como seis suplentes, los cuales decidirán si García Luna es culpable o inocente de recibir sobornos de organizaciones delictivas.

El proceso de selección estuvo a cargo de la jueza Peggy Kuo, tras realizar una serie de entrevistas a 64 jurados potenciales, de los cuales, se descartó a 29 de ellos.

Acusación formal

El documento que contiene la acusación criminal con número CR 19-576 acusa al exfuncionario mexicano de tres delitos: conspiración internacional para distribuir internacionalmente cocaína; conspiración para distribuir y poseer premeditadamante cocaína; y conspiración para importar cocaína. El expolítico también fue acusado de mentir a las autoridades de EEUU y de corrupción en un juzgado en Nueva York.

Testimonio de “El Grande”

El pasado 23 de enero, el exnarcotraficante mexicano, Sergio Villarreal Barragán alias “El Grande”, se presentó como el primer testigo durante el juicio del exsecretario de Seguridad Pública de México y lo acusó de recibir dinero de grupos criminales.

“El Grande” dijo que García Luna fue “la mejor inversión del Cártel de Sinaloa”, en palabras del líder del Cártel de los Beltrán Leyva, Arturo Beltrán Leyva; ya que sin su apoyo, la expansión de la empresa criminal “no hubiera sido posible”.

Villarreal Barragán agregó que “los pagos [a García Luna] crecieron como creció el cártel. Sin esos pagos hubiera sido imposible [crecer]”. Cabe mencionar que “El Grande” enfrenta una pena máxima de cadena perpetua, luego de que las autoridades estadounidenses lo declararan culpable de conspirar para ayudar al narcotráfico.

Secuestro de García Luna

Cuando ya ostentaba el cargo de secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna fue, presuntamente, secuestrado por Arturo Beltrán Leyva. El pasado 24 de enero, Villarreal Barragán refirió que el hecho fue más bien “una invitación de la organización para que el licenciado fuera a la casa del patrón a tomar unos whiskies”.

En aquella supuesta privación ilegal de la libertad, el político y el narcotraficante tomaron alcohol, rieron y platicaron de los acuerdos antes pactados, según Villarreal Barragán. Cuando Beltrán Leyva se enteró de que García Luna viajaba por territorio del estado de Morelos, le pidió a Villarreal Barragán que fuera a buscarlo.

Acatando las órdenes de su jefe, Villarreal Barragán conformó un grupo táctico de 100 sicarios que portaban uniformes de la FEA (Fuerzas Especiales de Arturo) e interceptaron el convoy del exfuncionario mexicano sobre la carretera Cuernavaca-Tepoztlán. Le bloquearon el paso con más de 35 vehículos, dijo.

Declaraciones de “Lobo” Valencia

El narcotraficante mexicano, Óscar Nava Valencia –también conocido como “Lobo” Valencia– reveló que le entregó más de 10 millones de dólares a García Luna a cambio de protección e información de bandas rivales.

En un día más del juicio contra el otrora funcionario público, celebrado en la Corte de Distrito Este, en la ciudad de Nueva York, en EEUU, “Lobo” Valencia dijo que solo para agendar una cita con García Luna adelantó medio millón de dólares y que la solicitud de entrevista fue agendada por Luis Cárdenas Palomino, quien estuvo a cargo de la extinta AFI en México.

El narcotraficante comentó que, en el año 2006, participó en una colecta de 2,5 millones de dólares para sobornar al exsecretario de Seguridad de México. “Me dijeron que íbamos a tener un arreglo más grande y más seguridad para todos”, refirió.

El testigo clave

Durante el juicio, Jesús Reynaldo Zambada García, mejor conocido como “El Rey” Zambada, también dijo que sobornó a García Luna al menos en dos ocasiones, entre 2005 y 2007. Los montos que habría recibido el exfuncionario fueron de entre tres y cinco millones de dólares en cada ocasión. El dinero fue recibido en un restaurante de la Ciudad de México, a nombre suyo y de su hermano, Ismael “El Mayo” Zambada.

A cambio de los sobornos, García Luna habría permitido asegurar la recepción y envíos de cargamentos de drogas; además de entregar información sensible respecto a cárteles y organizaciones rivales. Según los dichos de “El Rey”, García Luna pudo haber obtenido cerca de 56 millones de dólares en dinero ilícito.

¿Quién es Genaro García Luna?

Nació en la Ciudad de México y, actualmente, tiene 54 años de edad. Es ingeniero mecánico egresado de la UAM (Universidad Autónoma Metropolitana). En 1989, durante el gobierno del presidente Carlos Salinas de Gortari (1988-1994) fue reclutado como agente investigador del extinto Cisen (Centro de Investigación y Seguridad Nacional), el área de Inteligencia de la Segob (Secretaría de Gobernación), donde se especializó en el desmantelamiento de bandas de secuestradores.

En 1999, durante el sexenio de Ernesto Zedillo (1994-2001), García Luna se incorporó a la extinta PFP (Policía Federal Preventiva); pero fue hasta el 2000, que fue nombrado Coordinador de Inteligencia para la Prevención en dicha dependencia.

En el año 2001, durante el gobierno del entonces presidente Vicente Fox Quesada (2000-2006), se ordenó la creación de la AFI y se nombró a García Luna como su titular. El final de su carrera política llegaría en 2006, cuando el recién electo presidente, Felipe Calderón Hinojosa, presentó a los miembros de su gabinete, en donde nombró al expolítico como secretario de Seguridad Pública Federal, puesto que ostentó hasta el final de dicha administración.

 

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

fifteen − 11 =