El Holocausto fue producto del racismo nazi

El Holocausto fue producto del racismo nazi

Humberto Caspa, Ph.D. – hcletters@yahoo.com

Después de un comportamiento encaprichado, Whoopi Goldberg entendió que el racismo no es unidimensional.  No solo las personas de ascendencia africana son blancos de la discriminación racial, sino también otros grupos étnico-nacionales –indígenas, asiáticos, musulmanes, gitanos, kurdos, judíos, etc.— son presas de la supremacía blanca, ideología perversa que ha victimizado a sectores de la comunidad mundial.

Ahora bien, la discriminación y el prejuicio racial tampoco es un mal que afecta solo a las poblaciones euro-americanas (blancas), sino que existen otros grupos étnico-nacionales que pueden y tienen capacidad de discriminar.

En este sentido, el racismo deriva de una relación de poder.  Son los grupos dominantes de la sociedad quienes finalmente discriminan a los grupos subordinados.  Por ejemplo, en el periodo de la colonia en América Latina fueron los españoles peninsulares quienes mostraron su racismo contra los grupos indígenas, tratándolos como “entes salvajes” y raras veces como seres humanos.

Por su parte, el régimen nazi de Adolfo Hitler discriminó a todos quienes no pertenecían a una supuesta raza “superior” de los arios.  Los judíos, en tal caso, fueron objeto de discriminados racial y centro de políticas represivas antes y durante la llegada de Hitler al poder en Alemania.

Inicialmente el gobierno nazi ordenó en abril de 1933 la “Ley de la Restauración de la Administración Pública”, misma que sancionó a los funcionarios y empleados judíos como personas “políticamente poco confiables”.  El objetivo de esta disposición era excluirlos de las entidades gubernamentales.

Luego en 1935, el gobierno de Hitler promulgó las “Leyes de Nuremberg”.  Estas nuevas medidas anularon la nacionalidad alemana a todo individuo cuyos ancestros pertenecieron a la población judía.   Asimismo, estas leyes prohibieron a los judíos/as casarse o tener relaciones sexuales con ciudadanos/as alemanes.

Entre 1937 y 1938 el gobierno nazi extendió la represión al sector privado, exigiendo a las empresas alemanas a no contratar trabajadores judíos y ordenó la toma de inmuebles y negocios pertenecientes a judíos.

Finalmente, la historia nos relata la triste realidad de la población judía en los campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial.  El resultado de este proceso repulsivo fue el Holocausto, a través del cual murieron más de 6 millones de judíos a causa de la desnutrición, el fusilamiento, las inyecciones letales o perecieron en las cámaras de gases.

Así, Whoopi Goldberg estuvo totalmente errada en aseverar que el “Holocausto no tiene relación con la raza”.   La actriz afroamericana se arrepintió de sus comentarios y pidió disculpas a la comunidad judía.  Sin embargo, su posición inicial nos manifiesta que existe personas sin pleno conocimiento sobre el Holocausto.  Lamentablemente muchos estadounidenses, incluso, niegan su existencia.

Humberto Caspa, Ph.D. es investigador de Economics On The Move.

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published.

one − 1 =