El funeral de Raisi va mucho más allá del difunto presidente de Irán

El funeral de Raisi va mucho más allá del difunto presidente de Irán

Por Tamara Qiblawi

(CNN) — Desde sus días como estudiante clerical hasta la supervisión de ejecuciones como miembro del poder judicial, la vida de Ebrahim Raisi ha estado íntimamente ligada a la tumultuosa historia moderna de Irán. Sin embargo, después de todo eso, su presidencia fue notablemente ordinaria.

A diferencia de los anteriores presidentes de Irán, Raisi pareció contentarse con servir de recipiente vacío que ejecutaba las políticas reaccionarias del líder supremo Alí Jamenei, árbitro final en la formulación de políticas. No mostró ninguna de las sutiles reacciones de su predecesor, el clérigo moderado Hassan Rouhani. Además, carece del carisma de los expresidentes conservadores que se complacían en cumplir las órdenes de Jamenei,

Por eso, cuando los dignatarios extranjeros de 68 países se reunieron el jueves para el funeral de Raisi, es posible que no pensaran en el difunto presidente.

No se trataba de una muerte que cambiara las reglas del juego, como el asesinato en 2020 del general iraní Qassem Soleimani, el cerebro militar al que se atribuye la creación de un dominio estratégico sobre gran parte del Medio Oriente y que ayudó a poner a Estados Unidos en una situación difícil.

En cambio, es poco probable que se note la ausencia de Raisi. Sin embargo, su muerte prematura difícilmente podría haber llegado en un momento más crucial para Irán.

“Los dignatarios extranjeros intentarán hacerse una idea del país”, declaró a CNN Trita Parsi, analista iraní residente en Washington y vicepresidenta ejecutiva del Quincy Institute. “También es una oportunidad para que muchos de ellos manifiesten cómo ha cambiado su relación con Irán”.

Irán está profundamente implicado en la guerra en Gaza, con grupos armados respaldados por Teherán que participan en un estruendoso ojo por ojo con Israel y sus aliados en cuatro países diferentes. En abril, lanzó un ataque directo sin precedentes contra Israel desde su territorio tras un aparente ataque aéreo israelí contra el consulado de Teherán en Damasco.

En este tenso momento para la región, los dirigentes, desde Turquía hasta India y China, muchos de los cuales declararon días de luto nacional por el fallecimiento del presidente, parecen dispuestos a no provocar ningún revuelo. Las muertes también se producen tras años de esfuerzos diplomáticos por lograr un acercamiento con antiguos enemigos regionales, como las potencias del Golfo, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos, ambos con representación en el funeral.

El emir de Qatar, así como los ministros de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita, EAU y Kuwait asistieron al funeral. El líder de Hamas, Ismail Haniyeh, contra quien la Corte Penal Internacional solicita una orden de detención junto con dirigentes israelíes, también asistió al funeral.

Decenas de miles de personas salieron a las calles para conmemorar el funeral, arrojando flores a los féretros. Fue una fuerte muestra de apoyo al régimen y una demostración de su poder. La población iraní está profundamente polarizada, pero el régimen demostró que aún podía movilizar a una masa crítica.

 

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

nine + 8 =