El desempleo vuelve a subir

El desempleo vuelve a subir

El número de estadounidenses que presentaron nuevas solicitudes de subsidios por desempleo volvió a subir inesperadamente la semana pasada, lo que podría aumentar los temores de que la pandemia de COVID-19 esté causando un daño duradero al mercado laboral.

Los pedidos iniciales de subsidios estatales por desempleo totalizaron un total de 898.000 ajustados estacionalmente para la semana que terminó el 10 de octubre, en comparación con los 845.000 de la semana anterior, dijo el jueves el Departamento de Trabajo.

Las cifras, peores a las previsiones de los analistas, impactaron en Wall Street, que registraba pérdidas del 1% tras la apertura.

Siete meses después del comienzo de la pandemia en los Estados Unidos, los pedidos de subsidios se mantienen muy por encima del pico de 665.000 durante la Gran Recesión de 2007-09, aunque por debajo de un récord de 6,867 millones registrado en marzo. Aproximadamente 3,8 millones de personas habían perdido definitivamente su empleo en septiembre, con otros 2,4 millones de desempleados durante más de seis meses.

Con la Casa Blanca y el Congreso luchando por llegar a un acuerdo sobre otro paquete de ayudas para las empresas y los desempleados, es probable que los pedidos sigan siendo elevados. Decenas de miles de trabajadores de aerolíneas han sido despedidos. Los presupuestos de los gobiernos estatales y locales se han visto afectados por la pandemia, lo que ha provocado despidos que se espera aumenten sin la ayuda del gobierno federal.

El alto desempleo y el resurgimiento de nuevos casos de coronavirus en los Estados Unidos amenazan la recuperación de la economía de la recesión que comenzó en febrero.

Aunque la actividad económica se recuperó en el tercer trimestre debido al estímulo fiscal, el alto número de solicitudes de desempleo sugieren que el impulso disminuyó de cara al cuarto trimestre.

Las estimaciones de crecimiento del PIB del tercer trimestre superan una tasa anualizada del 32%. La economía se contrajo a un ritmo de 31,4% en el segundo trimestre, la caída más profunda desde que el gobierno comenzó a llevar registros en 1947. Las estimaciones de crecimiento para el cuarto trimestre se han reducido a una tasa de 2,5% desde más del 10%.

El débil mercado laboral y las dificultades económicas resultantes son obstáculos importantes para las posibilidades del presidente Donald Trump de obtener un segundo mandato en la Casa Blanca cuando los estadounidenses vayan a las urnas el 3 de noviembre. El ex vicepresidente Joe Biden, el candidato del Partido Demócrata, ha culpado el manejo de la administración Trump de la crisis del coronavirus para la peor economía en al menos 73 años.

 

 

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *