El aborto sigue prohibido en Kentucky 

El aborto sigue prohibido en Kentucky 

La Corte Suprema de Kentucky permite que la prohibición siga en vigor

Frankfort, Kentucky  Hoy, la Corte Suprema de Kentucky rechazó una solicitud de la ACLU, la ACLU de Kentucky y Planned Parenthood Federation of America para intervenir de emergencia después de que una corte estatal de apelaciones permitió que dos prohibiciones de aborto entraran en vigor el 2 de agosto. Como resultado, el aborto sigue estando prohibido en el estado. La decisión del tribunal de apelaciones del 1 de agosto, a pedido del fiscal general Daniel Cameron, levantó una orden judicial temporal contra dos prohibiciones de 2019 —una prohibición total del aborto y una prohibición de seis semanas— deteniendo de inmediato la atención del aborto en el estado. Hoy, la Corte Suprema se negó a revocar esa decisión.

Estas órdenes recientes son solo mociones de emergencia. Las cortes aún tienen que pronunciarse sobre los méritos de la impugnación de las prohibiciones del aborto, lo que según los demandantes viola los derechos a la privacidad, la autonomía corporal y la autodeterminación garantizados por la Constitución de Kentucky. Los argumentos orales están programados en la Corte Suprema de Kentucky sobre la apelación de la orden judicial temporal para el 15 de noviembre de 2022.

Planned Parenthood y la ACLU se comprometen a ayudar a los habitantes de Kentucky a obtener la atención que necesitan, lo que incluye ayudar a los pacientes a encontrar atención fuera del estado. Cualquiera que necesite un aborto debe visitar abortionfinder.org/es y abortionfunds.org, o llamar al 1-800-230-7526. Los navegadores de pacientes están listos para ayudar.

Declaración de líderes de Planned Parenthood Federation of America, American Civil Liberties Union y ACLU of Kentucky en nombre de EMW Women’s Surgical Center y Planned Parenthood Great Northwest, Hawai’i, Alaska, Indiana, Kentucky:

“La decisión de la Corte Suprema de permitir que las prohibiciones de aborto de Kentucky permanezcan vigentes pone en peligro la atención médica de casi un millón de personas. El aborto no es solo una atención médica, sino también una libertad individual fundamental. No se equivoquen: las prohibiciones del aborto resultan en consecuencias trágicas para la salud y son una forma de control sobre nuestros cuerpos. A pesar de este revés, la lucha continúa. Procederemos con nuestro caso para restaurar y proteger la libertad reproductiva en Kentucky. Los políticos y el gobierno nunca deberían tener la autoridad para obligar a una persona a permanecer embarazada en contra de su voluntad”.

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published.

7 + 13 =