¿Dónde están los padres?/Where Are The Parents?

¿Dónde están los padres?/Where Are The Parents?

Por/By Hermene D. Hartman

El crimen en Chicago es escandaloso y está fuera de control. El centro de Chicago se ha convertido en un lugar peligroso. El “frijol” se encuentra en la sala de estar de Chicago y es para que lo disfruten los turistas y residentes de la ciudad.

La ciudad está en problemas cuando los adolescentes se involucran en lo que ahora se conoce como “tendencia”, que es el lugar para pasar el rato y divertirse en un agradable día o noche de verano. Como resultado, vemos a los niños corriendo como animales salvajes, a veces huyendo de las armas de sus compañeros y policías.

Vemos la interrupción o lo que el juez etiquetó como una “masacre” de McDonald’s en Chicago Avenue, directamente al otro lado de la calle de la Catedral del Santo Nombre, condominios de millones de dólares y el Whole Foods más nuevo de Chicago. Entonces, ¿qué hay en el menú de McDonald’s en una hermosa noche de primavera? ASESINATO.

Los adolescentes seguirán siendo adolescentes, y los jóvenes que van al centro de la ciudad son un pasatiempo tradicional. Para disfrutar, uno puede asistir a un concierto o una película, andar en bicicleta o dar un paseo por el centro. Es agradable reunirse en la Fuente de Buckingham cuando se encienden las luces o ver los fuegos artificiales en Navy Pier. El centro de Chicago no es el lugar para el asesinato, y tampoco lo son los vecindarios. El crimen tiene que parar. El largo y caluroso verano ha comenzado y la escuela aún no ha terminado.

Se culpa a los políticos. El gobierno tiene la culpa; la policía tiene la culpa. Las escuelas tienen la culpa de lo que hacen los niños. El alcalde recibe la mayor parte de la culpa. Pero ninguno de ellos tiene la culpa.

La responsabilidad recae en los padres de los niños. Depende de los padres mantenerse al día con sus hijos, día y noche, las 24 horas del día. Los padres son responsables de sus hijos en todo momento. ¿Dónde están los padres? ¿No podemos seguir excusando o no hablando del papel de los padres en la delincuencia juvenil? ¿Cómo es que Payton S. Gendron, de 18 años, de Conklin, Nueva York, trae a casa un arma de guerra (de asalto) y no lo controlan? El mismo niño, fuertemente armado y con equipo táctico, mató a diez personas negras e hirió a tres en una tienda de comestibles. Según una entrada de diario en línea del tirador, una vez mató a un gato y lo decapitó, y su madre proporcionó la caja para enterrar al animal en su patio trasero. ¿Qué clase de madre es esta? ¿No vio la enfermedad de su hijo? ¿Le importaba?

Cuando era adolescente, la regla tácita pero bien conocida era que tenías que entrar cuando se encendían las luces de la calle. Esta regla se hacía cumplir con un cinturón, un zapato o un interruptor. Y la palabra hablada fue, “no dejes que tenga que ir a buscarte”. El toque de queda en casa era el amanecer del día.

Llamé a mis amigos para preguntarles, ¿recuerdan las reglas familiares sobre el toque de queda cuando eras adolescente? Todos recordaban, al igual que yo. Esta era una actividad regular de verano. Y también en los días de antaño, todos los días de la semana a las 10 p.m., todos los presentadores de noticias en todos los canales de televisión preguntaban: “¿Sabes dónde están tus hijos?”.

Los niños viven bajo la dirección y el disfraz de sus padres. Entonces, ¿dónde están los padres? El crimen en Chicago no se detendrá con la policía ni con las leyes gubernamentales. El crimen en Chicago se detendrá cuando los padres digan que ya es suficiente. Los padres tienen el poder sobre sus hijos. Entonces, los padres toman el control y encargan a sus hijos con verdadera disciplina y actividad constructiva. Las leyes saldrán pronto para que un padre sea arrestado con su hijo por mala conducta. Multa al padre y observa lo que sucede cuando el niño se equivoca. Los padres son responsables.

Y por cierto, ¿dónde están los Boy Scouts, las Girl Scouts, la YMCA, el Boys and Girls Club, el centro comunitario, los eventos del distrito de parques, los museos, los programas de arte, los juegos deportivos, etc.

Y para su información, Chicago ha presentado una aplicación solo para adolescentes y actividades. La iniciación es de la alcaldesa Lori Lightfoot. Mi CHI. Mi futuro. (MCMF) una aplicación móvil, una inversión significativa y un recurso diseñado para ayudar a los adolescentes a encontrar fácilmente programas extraescolares, eventos, recursos, trabajos, etc. Esta es la primera aplicación de este tipo en todo el país creada por un gobierno municipal. La aplicación ya está disponible en iOS App Store y Google Play Store.

El último proyecto de la iniciativa del alcalde Lightfoot y la primera dama Eshleman, “My CHI. Mi futuro.” es una iniciativa de varios años enfocada en la juventud diseñada para conectar a los jóvenes de Chicago con experiencias significativas fuera de la escuela. El Mi CHI. My Future., una familia de más de 250 organizaciones diseñó la iniciativa con un enfoque en organizar y conectar el ecosistema de oportunidades en Chicago. Con el apoyo del Departamento de Familia y Servicios de Apoyo, la iniciativa ha trabajado con miles de adultos solidarios de instituciones públicas, privadas y cívicas de toda la ciudad para garantizar que todos los jóvenes tengan un plan de participación fuera de la escuela.

Los padres den un paso al frente.

—–

Where Are The Parents?

Crime in Chicago is outrageous and out of control. Downtown Chicago has become a dangerous place. The “bean” sits in Chicago’s living room and is for tourists and residents of the city to enjoy.

The city is in trouble when teens engage in what is now known as “trending,” which is the spot to hang out and have fun on a nice summer day or summer night. As a result, we see the kids running like wild animals, sometimes running from the gun of their peers and police officers.

We see the disruption or what the judge labeled as a “massacre” of McDonald’s on Chicago Avenue, directly across the street from Holy Name Cathedral, million-dollar condos, and Chicago’s newest Whole Foods. So what’s on the menu at McDonald’s on a beautiful spring night? MURDER.

Teens will be teens, and young folks going downtown is a traditional pastime. For enjoyment, one may take in a concert or movie, ride a bike, or take a stroll downtown. It’s nice to meet at Buckingham Fountain when the lights come on or watch the fireworks at Navy Pier. Downtown Chicago is not the place for murder, and neither are the neighborhoods. The crime has to stop. The long hot summer has begun, and school is not yet out.

The politicians get blamed. The government gets the blame; the police get the blame. The schools get the blame for what the children do. The mayor gets the most blame. But none of them are at fault.

The responsibility goes to the parent (s) of the children. It is up to parents to keep up with their children, night and day, 24 hours around the clock. Parents are responsible for their children at all times. Where are the parents? We can’t keep excusing or not talking about the role of the parent in youth crime? How does an 18-year-old Payton S. Gendron of Conklin, New York, bring home a war (assault) weapon and go unchecked? The same kid, heavily armed and wearing tactical gear, killed ten Black people and injured three in a grocery store. According to an online journal entry of the shooter, he once killed a cat and decapitated it, and his mother provided the box to bury the animal in their backyard. What kind of mother is this? Didn’t she see the sickness of her child? Did she care?

When I was a teen, the unspoken but well-known rule was that you had to come inside when the street lights came on. This rule was enforced with a belt, a shoe, or a switch. And the spoken word was, “don’t let me have to come to find you.” The home curfew was the dawning of the day.

I called friends to ask, do you remember the family rules about curfew when you were a teen? They all remembered, as did I. This was regular summer activity. And also in the days of old, every weeknight at 10 pm, every newscaster on every TV station asked, “Do you know where your children are?”

Children live under the direction and guise of their parents. So where are the parents? The crime in Chicago will not stop with policing or with government laws. Crime in Chicago will stop when parents say enough is enough. Parents have the power over their children. So, parents take control and charge their children with real discipline and constructive activity. Laws will come forth soon for a parent to be arrested with their child for misbehavior. Fine the parent and watch what happens when the child goes wrong. Parents are responsible.

And by the way, where are the Boy Scouts, the Girl Scouts, the YMCA’s, the Boys and Girls Club, the community center, the park district events, museums, the art programs, the sports games, etc.

And FYI, Chicago has introduced an app just for teens and activities. The initiation is from Mayor Lori Lightfoot. My CHI.My Future. (MCMF) a mobile app, a significant investment, and a resource designed to help teens easily find out-of-school programs, events, resources, jobs, etc. This is the first app of its kind nationwide created by a city government. The app is available now on the iOS App Store and Google Play Store.

The latest project of Mayor Lightfoot and First Lady Eshleman’s initiative, “My CHI. My Future.” is a multi-year, youth-focused initiative designed to connect youth across Chicago to meaningful out-of-school experiences. The My CHI. My Future., a family of more than 250 organizations designed the initiative with a focus on organizing and connecting the opportunity ecosystem in Chicago. Supported by the Department of Family and Support Services, the initiative has worked with thousands of caring adults from public, private, and civic institutions all over the city to ensure that every young person has a plan for out-of-school engagement.

Parents Step Up.

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published.

3 × one =