Convención Republicana

Convención Republicana

Humberto Caspa, Ph.D. –  hcletters@yahoo.com

La convención republicana empezó muy regular el primer día y tuvo mejores resultados en el segundo.  Se puede inferir que el lunes de esta semana, el equipo de Donald Trump tuvo como objetivo primordial reactivar a sus bases, limitando a sus expositores a asociar a Biden y a los demócratas como representantes de los grupos más radicales de la izquierda.

El objetivo del martes fue suavizar el voto urbano haciendo uso de una retórica de miedo.  Para el jueves, todo parece indicar que Trump tratará de enfocar su presentación hacia el electorado moderado en los estados indecisos para tener una pisca de esperanza en las elecciones presidenciales.

Se espera que el manda-mas de la Casa Blanca haga utilidad de una táctica política que hace énfasis en “orden y derecho” y unas supuestas cualidades empresariales que aparentemente le permitirán sacar al país del laberinto económico que él mismo nos ha metido.

El problema de la pandemia del Covid-19 no estará en su lista de temas de su exposición.  No mencionará que ya son más de 175.000 las personas que perecieron por algún efecto del coronavirus.  Es muy seguro que no hablará de los aproximadamente 6 millones de personas contagiadas por el Covid-19.  Menos se espera que tome una posición de “mea culpa”.

Por el contrario, su discurso estará enfocado en el oportunismo para salir del atolladero político.  Nos va a hacer notar que su gobierno ordenó el bloqueo a los vuelos de China para evitar la llegada del coronavirus al país.  Todos sabemos que su reacción fue tardía y que el Covid-19 se introdujo al país a través de Europa mucho antes de ese orden de bloqueo.

Asimismo, el discurso de Trump hará énfasis en el movimiento de “Black Lives Matter” y posiblemente los identifique como grupos ilegales y promotores del desorden en las ciudades del país.

Adicionalmente, en el discurso de Trump se va escuchar a todo volumen el recientemente tiroteo de Kenosha, Wisconsin, en donde un policía disparó siete veces en la espalda del afroamericano Jacob Blake, dejándolo al borde de la muerte.

Por supuesto que Trump no va a ser condescendiente con la víctima, sino que a criticar a “Black Lives Matter” por el supuesto caos que siembran en esa ciudad.  Seguramente se jactará que envió agentes federales para bajar las tensiones del movimiento y se autodefinirá como el comandante de “orden y derecho”.

Esta estrategia hará mover las encuestas a su favor durante las próximas dos o tres semanas y luego todo volverá a como estaba antes de las convenciones.  Trump nos va a mostrar su acostumbrada personalidad y el electorado le dará la espalda.

Humberto Caspa, Ph.D. es investigador de Economics On The Move.

 

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

eight + 16 =