Chicos de hoy.......padres de hoy

Chicos de hoy.......padres de hoy

Por Ernesto Salayandía García

 ¿Refugio de adictos en secundarias y preparatorias?

Esta es una enfermedad, la mía  es progresiva,  incurable,  mortal contagiosa, pero también es una enfermedad qué se basa en la ignorancia, es una enfermedad que surge,  próspera y crece,  gracias a la apatía y a la negación; el otro día me hicieron una entrevista para una cadena de televisión de Estados Unidos y la reportera me preguntaba que cuál era o cuáles son mis preocupaciones ante la situación de los niños y jóvenes de secundaria y preparatoria; le dije que una de ellas, es el lenguaje,  me preocupa,  como estos niños se expresan de una manera tan vulgar y corriente estos niños dicen 2000 groserías en un minuto, entre ellos se hablan con groserías humillantes,  denigrantes con calificativos o descalificativos y esta comunicación es igual entre sus padres y en medio ambiente donde se desenvuelve, lejos de ello habría que leer los WhatsApp o los mensajes de Facebook y darse cuenta que han perdido la proporción de lo que es el don de la palabra, de este maravilloso sistema que tenemos para poder hablar, comunicarnos  y que ellos lo ensucian, lo manchan con sus términos y hablan peor qué las personas que no tuvieron la oportunidad de estudiar.  Hoy sé que un drogadicto primero es víctima de las conductas tóxicas,  después es presa fácil de cualquier adicción. Es decir.  dentro de las caracterizarías de la adicción, encabeza la lista las conductas toxicas. Dice el dicho y dice bien que cuando hay un problemas de drogas los últimos en enterarse son los padres, hay muchos indicadores que te pueden dar la idea de que tu hijo anda en malos pasos uno, uno de ellos es la pupila dilatada esa mirada de expresión como sorprendido o de interrogación también su lenguaje corporal se torna un tanto cabizbajo no es una persona con energía,  muestra unos hombros caídos, cara larga triste y enojado,  en muchos,  casos el marihuano comienza mostrar un cambio de carácter irritable no se le puede decir nada y lejos se refugia sin ganas de asearse, lo que refleja lo ante esta situación cambia su manera de vestir, de hablar su  lenguaje es otro, le da por decir mentiras y  justificarse, es irritable, agresivo, neurótico, por demás soberbio.

La fábrica de drogadictos

Y a mí me preguntan.-  ¿Porque Ernesto,  Porque mi hijo es un alcohólico si mi esposo ni yo usamos alcohol, porque es marihuano? ¿Porque mi hijo está deprimido? Mi respuesta es simple, esta es una enfermedad genética, es una enfermedad que está en la sangre,  nace el niño predispuesto a caer en el alcoholismo,  pero también crece en un hogar disfuncional,  donde como padres  cometemos   muchos errores, la ignorancia, el pensar a mí nunca me va a pasar,  a como el creer que esta enfermedad es un resfriado y la cerrazón, esa cerrazón absurda qué cuándo invitas a los padres de familia a que reciban un mensaje de vida en la escuela, a que reciban información,  orientación y despertar la conciencia respecto a esta enfermedad, hablarles del alcohol, las drogas y los jóvenes,  el día del evento,  sólo se presentan  tres mamás,  a lo mucho un papá, le dan la espalda a  esta enfermedad, que cuando tienes un drogadicto en casa no te la acabas,  ya tus tiempos no son tuyos,  te llenas de frustración y dolor al ver como tu hijo se va desmoronando es esa preocupación la falta de conciencia de esos matrimonios jóvenes que mantienen un hogar disfuncional donde no hay horarios,  no existen códigos de respeto,  ni éticos,  ni morales y  no hay límites, si  un pésimo ejemplo,  donde el alcohol en muchas familias está presente en cualquier tipo de eventos,   si hay una carne asada,  sí hay unos 15 años  si hay una graduación  un 10 de mayo alguna reunión,  la cerveza es la prioridad, hay cerveza hasta en los funerales, la cerveza es una droga.-

La apatía escolar

Yo tengo una bola de cristal donde veo el presente y el futuro de un niño,   veo mi bola de cristal, veo a un niño irreverente, rebelde, perezoso, mentiroso, conformista, prendido del celular, aislado, triste. desorganizado un niño que no es capaz de recoger su recámara,  ni levantar la toalla después de bañarse,  un niño con zapatos sucios,  con su recámara totalmente desorganizada como si fuera un campo de batalla un niño lleno de conductas tóxicas berrinchudo neurótico egocéntrico soberbio hipócrita un niño sin hábitos,  sin horarios   sin compromiso,  sin fe,  con una autoestima baja y una manera de pensar,  todo torpe y mediocre, que  cuando el cigarrito,  llega a sus manos,  cada fumada es como si fuera arrullo el alma calma,  su nivel de ansiedad del cigarro pasara a la marihuana y tendrá el armonía, relax  momentáneo de fumar marihuana en la azotea o  un terreno baldío,  luego al pasar el tiempo,  fumarada en su recámara,  en el baño y de un churrito, de ahí  pasara a consumir hasta siete u ocho churros, de la marihuana el siguiente paso es el cristal esta droga finalmente habrá por exterminar su vida comenzando por el severo daño a sus órganos,  vista y  cerebro en ese lapso,  el drogadicto tocará fondo como la cárcel,  accidentes de tránsito internamientos en hospitales y problemas familiares constantes todo esto los padres pudieron haberlo evitado todo ello,  si estuvieran capacitados respecto a esta cruel enfermedad,  la que yo llamo La Saliva del Diablo, pero definitivamente hay que pagar las consecuencias y un drogadicto en casa, es peor que una maldición,  te sacará canas verdes.-  Así que cuando te inviten a una plática de adicciones a un curso sobre alcoholismo o te sugieran algún libro o te digan que hay una reunión de padres de familia en tu escuela,  no vayas,  no hagas nada, lo que viene en tu vida para ti y para tu hijo será desastres, un verdadero infierno que le arrebatara su vida a tu hijo, quien será, gracias a la droga, un nacido para perder.- Él hubiera, no existe.-

 

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

6 − five =