Baja nivel de inundación en Tula

Baja nivel de inundación en Tula

Los habitantes regresan a sus casas

Ciudad de México.– Después de varios días de tormentas en el centro del país, las lluvias han dado una tregua a la población de Tula, lo que ha permitido que la inundación disminuya considerablemente en algunas zonas de la ciudad.

Los pronósticos de nuevas y peores inundaciones por el escurrimiento o desfogue de presas que alimentan al Río Tula no se han concretado, y de hecho, se suspendió la alerta de evacuación que la tarde del jueves pusieron en marcha el Ejército, la Marina, la Guardia Nacional y la Policía estatal y municipal.

Zonas del centro de la ciudad donde el agua alcanzó entre 2 y 4 metros, incluido el Hospital General de Zona número 5 del IMSS, ahora tienen una altura de entre 30 y 40 centímetros.

Cientos de personas regresaron la mañana de este jueves a sus domicilios para sacar todo el lodo que dejaron las aguas negras y tratar de recuperar algo de sus pertenencias.

Cuadrillas del Ejército comenzaron a remover toneladas de lodo de las calles del centro de Tula, con el apoyo de algunos vecinos.

Las escenas fueron desoladoras: muebles, ropa, aparatos electrónicos, mercancía, enseres domésticos y hasta vehículos echados a perder, pero sin la pérdida de vidas humanas en calles y viviendas de Tula.

Todo comenzó tras el desbordamiento del Río Tula en Hidalgo, el hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Tula de Allende quedó bajo el agua, lo que provocó una falla en el sistema de oxígeno por corte de energía eléctrica en el nosocomio.

El gobernador del estado, Omar Fayad confirmó la muerte de 17 personas que estaban internadas, según dijo, la mayoría de ellos eran pacientes con COVID-19.

 

 

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

seventeen − 8 =