Atentado suicida en Afganistán: hubo dos explosiones cerca del aeropuerto y por lomenos 13 muertos, entre ellos, estadounidenses

Atentado suicida en Afganistán: hubo dos explosiones cerca del aeropuerto y por lomenos 13 muertos, entre ellos, estadounidenses

KABUL.- Un “complejo ataque” en las afueras del Aeropuerto Internacional Hamid Karzai de Kabul en medio de las evacuaciones que continúan contrarreloj hasta la fecha límite del 31 de agosto dejó por lo menos 13 muertos, entre ellos, civiles y estadounidenses, confirmaron fuentes de Estados Unidos y del gobierno talibán.

Desde anoche, Estados Unidos y sus socios de la OTAN recomendaban a sus ciudadanos mantenerse alejados de la zona por un alto riesgo de atentados, y apuntaban principalmente a la filial local de Estado Islámico.

John Kirby, vocero del Pentágono, fue el primero en confirmar oficialmente la noticia esta mañana en Twitter, donde continuó subiendo actualizaciones desde los hechos. “Podemos confirmar que la explosión en la Abbey Gate fue el resultado de un ataque complejo que resultó en una serie de muertes de civiles y estadounidenses. También podemos confirmar al menos otra explosión en el Hotel Baron o cerca de él, a poca distancia de Abbey Gate”. No arriesgó cuántas personas murieron por el atentado.

Por su parte, un funcionario talibán dio cuenta de por lo menos 13 víctimas fatales, entre ellas, niños. También señaló que guardias talibanes resultaron heridos.

Abbey Gate es uno de los tres puntos de acceso al aeropuerto donde miles de afganos se han aglomerado en los últimos 13 días buscando huir de los islamistas radicales.

Después de las explosiones, el presidente francés, Emmanuel Macron, dijo que “las próximas horas seguirán siendo extremadamente peligrosas en Kabul y en el aeropuerto”.

En una conferencia de prensa conjunta con el primer ministro irlandés, Micheál Martin, Macron dijo que la situación alrededor del aeropuerto de Kabul se había deteriorado seriamente y que el embajador francés en Afganistán dejará el país para volver a París. “Nos enfrentamos a una situación muy tensa y estamos coordinando con nuestros aliados estadounidenses”, dijo.

Mientras tanto, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, esta reunido con su equipo en la Sala de Situación de la Casa Blanca para analizar la situación en Afganistán. El mandatario ya estaba en la mítica sala para la sesión informativa diaria cuando ocurrieron las explosiones.

El mandatario tenía prevista una reunión antes del mediodía con el primer ministro israelí, Naftali Bennett, pero fue postergada.

También el primer ministro británico, Boris Johnson, mantendrá una reunión de emergencia con su gabinete.

Advertencias

Durante la noche, autoridades occidentales habían emitido nuevas advertencias sobre una posible amenaza de la filial afgana del grupo extremista Estado Islámico, que probablemente ha visto crecer sus filas después de que los talibanes liberasen presos en diferentes puntos del país.

La embajada estadounidense en Kabul advirtió anoche a los ciudadanos estadounidenses en tres puertas concretas del aeropuerto que se marcharan de inmediato debido a una amenaza no especificada. “Quienes estén en Abbey Gate, East Gate o North Gate ahora deberían irse de inmediato”, dijo el Departamento de Estado de Estados Unidos.

El secretario de Estado británico de las Fuerzas Armadas, James Heappey, dijo esta mañana que existía una amenaza terrorista “muy seria” e “inminente” en el aeropuerto de Kabul y que por ello han recomendado a sus ciudadanos no acercarse a la zona.

“Las informaciones recogidas a lo largo de la semana son cada vez más serias: hacen referencia a una amenaza inminente y grave”, dijo Heappey. “Se trata de una amenaza muy seria, inminente”, insistió.

“No vayan al aeropuerto internacional Hamid Karzai de Kabul”, escribió el ministerio de Relaciones Exteriores en su página web. “Hay una amenaza elevada y permanente de ataque terrorista”, añadió.

Australia, Gran Bretaña y Nueva Zelanda también recomendaron a sus ciudadanos el jueves que evitaran el aeropuerto, y el ministro australiano de Exteriores dijo que había una “amenaza muy alta de ataque terrorista”.

Los talibanes, un estricto grupo islamista, recuperaron el control de Afganistán el 15 de agosto pasado, casi 20 años después de verse derrocado por la invasión liderada por Estados Unidos tras los ataques del 11 de septiembre de 2001. Agencias AP, AFP y Reuters

 

 

 

Leave a comment

Send a Comment

Your email address will not be published.

one × 2 =